sábado, 3 de abril de 2010

"La extraña desaparición de Esme Lennox", una buena novela para estas vacaciones

Tenía parada, esperando la llegada de las vacaciones, una novela que me recomendó una amiga psiquiatra el pasado mes de enero. Esta colega trabaja en un centro penitenciario y debatió conmigo acerca del abuso de poder que la medicina llegó a hacer con determinadas personas, diagnosticando enfermedades mentales donde no las había con objeto de apartar de la sociedad elementos altamente peligrosos por su forma de pensar y por sus ideas. Personas que no seguían los convencionalismos. Los casos de internamiento por ideología y no por enfermedad mental son, actualmente, inexistentes.
Es en este contexto en el cual mi amiga me recomendó la novela de la que he empezado hablando. Se titula: "La extraña desaparición de Esme Lennox", escrita por Maggie O´Farrel. Ha sido considerada la mejor novela del pasado año 2009 por el Washington Post. Ante el inminente cierre del viejo hospital psiquiátrico de Cauldstone, en Edimburgo, las autoridades comunican a Iris que debe hacerse cargo de su tía abuela Esme Lennox, quien será puesta en libertad tras sesenta y un años de internamiento. El desconcierto inicial de la joven, que desconocía la existencia de la anciana, se verá pronto superado por una genuina curiosidad. ¿Qué circunstancias llevó a la reclusión de Esme cuando sólo tenía dieciséis años?

Y desvelar este misterio es lo que te empuja a enfrascarte en la lectura. La tensión va creciendo progresivamente y conforme avanzas quieres conocer más (y comprender) al personaje de Esme. La forma de narrar los hechos es muy original, con numerosos flashbacks que se van intercalando entre los hechos del presente. Lástima que el final no sea un buen colofón a la historia, me ha decepcionado un tanto.

El castigo para quien no sigue los convencionalismos puede ser muy duro, es el mensaje de la novela.