lunes, 14 de mayo de 2012

Presentaciones de nuestro libro: "¿Todo niño viene con un pan bajo el brazo? Guía para padres adoptivos con hijos con trastornos del apego" Crónica de unas experiencias sentidas y de un agradecimiento.


Esta semana me siento en la necesidad de escribir esta entrada (es, en realidad, un post de agradecimiento) pues tengo pendiente desde algún tiempo glosar sobre las últimas presentaciones que hemos realizado mi compañero Óscar Pérez-Muga y yo de nuestro libro “¿Todo niño viene con un pan bajo el brazo? Guía para padres adoptivos con hijos con trastornos del apego” Desde diciembre a mayo han sido varias las asociaciones de familias adoptivas que nos han invitado a compartir una jornada formativa y también a dar a conocer el libro. No puedo dejar pasar ya más tiempo para contaros las gratas experiencias vividas. 

Lo que estamos recogiendo de los padres y las familias, y también de los profesionales, bien en las redes sociales bien en nuestros encuentros presenciales con ellos, son palabras de satisfacción por la guía. Todos convienen en que el mayor acierto ha sido dar a conocer los conceptos del apego y la resiliencia de una manera sencilla y clara. Las familias comentan que están pudiendo conocer mejor a sus hijos, y por ende, apoyarles y orientarles adecuadamente. No podemos estar más contentos Óscar y yo.

Están gustando mucho las metáforas que exponemos en el libro para explicar los conceptos de apego y resiliencia: la casa y sus cimientos aluden al concepto de apego seguro. Los niños que han vivido una experiencia prolongada de cuidados sensibles y empáticos son los que más probabilidades tienen de desarrollar la resiliencia primaria (la que se adquiere como consecuencia de los cuidados que proporcionan los buenos tratos) La resiliencia secundaria sería aquélla que los niños pueden ir ganando cuando la primaria no ha sido lo suficientemente sólida y la casa no tiene cimientos consistentes. La secundaria se va interiorizando cuando los cuidadores, conscientes de las necesidades de los niños que han vivido experiencias de abandono o malos tratos que han insegurizado su apego, se constituyen en tutores de resiliencia que favorecen y propician que el niño pueda retomar un buen desarrollo pese a estas adversas experiencias. Estos tutores acompañan al niño en ese desarrollo durante todo el tiempo que necesite, aceptándole incondicionalmente. Esa aceptación que valida, apoya y empatiza emocionalmente con el niño es lo que va haciendo que crezca desde la adversidad. Con independencia de las dificultades y problemas que presente; con independencia de su forma de ser. La aceptación incondicional que transmite el buen tutor de resiliencia es la que hace sentir al adolescente o al niño que sus esfuerzos, competencia y autovaloración son reconocidas y potenciadas. En el libro proporcionamos unas pautas claras y operativas sobre cómo se puede hacer esta labor que requiere siempre de paciencia y perseverancia. Y en esto hemos de aprender todos.

La resiliencia y el apego también los explicamos, en el libro, desde otra metáfora: la del coche. Usando los términos embrague, acelerador, freno y volante presentamos los conceptos de vínculo, emoción, empatía y estructura/límites. Óscar Pérez-Muga ha sido el creativo que ha ideado esta excelente metáfora. Desde la misma, y engranando todos los elementos, ofrecemos una tipología del apego -ideada por Óscar- en la que los padres y madres pueden identificar si su hijo presenta rasgos seguros o inseguros. Y dentro de los inseguros, proponemos caracterizaciones de los tipos de apego evitativo, inhibido, ambivalente, indiscriminado, punitivo y complaciente. Para cada tipo desarrollamos ejemplos de la vida real y proponemos unas pautas de trabajo psicoeducativo adaptadas a cada perfil.

Algo con lo que nos estamos encontrando y que nos ha sorprendido gratamente es que muchas personas que han leído el libro nos dicen que los conceptos y sugerencias prácticas que se explican en el mismo pueden aplicarse a otros ámbitos diferentes al de la adopción.

Desde noviembre del año pasado que presentamos el libro aquí, en nuestra casa, Donostia-San Sebastián, en la  FNAC, han sido varias las invitaciones que hemos recibido para presentar el libro en otras ciudades y a la vez, celebrar jornadas formativas con las familias. Voy en orden cronológico. A todas las jornadas no hemos podido ir Óscar y yo por motivos de calendario, así que nos hemos dividido para poder estar en todas. Pues lo mejor del libro es poder compartirlo con las personas, escucharles, conocer sus inquietudes, que nos den su opinión sobre el mismo y sobre todo, conocer su experiencia y sentimientos como padres o familia adoptiva.

En diciembre del pasado año, La Asociación de Familias Adoptivas de Aragón (AFADA) y en su nombre las dos almas mater no sólo de su Asociación sino de la adopción en España, Carmen Julve y José Ángel Giménez Alvira (ambos son muy reconocidos, además de por su extensa y brillante carrera profesional, por el excelente libro que han escrito: su historia de educación y adopción de su propio hijo y su lección de cómo debe hacerse una tutorización de resiliencia; si alguien quiere un ejemplo magistral de cómo se hace una tutorización de esta naturaleza, le invito a leer este testimonio: "Indómito y entrañable. El hijo que vino de fuera". Edit. Gedisa), nos invitaron a unas jornadas formativas. En torno al tema de la resiliencia en adopción, tomó parte, primero, Óscar Pérez-Muga, que habló sobre el apego y su tipología. Organizó un taller práctico en el que los padres debían de identificar el perfil de apego de sus hijos y después cómo manejarse con los niños y adolescentes, atender a sus necesidades y gestionar los conflictos. Las familias y los asistentes (pues las jornadas estaban abiertas al público en general) participaron con gran interés y motivación, generándose un diálogo y un intercambio muy fructífero. Después, le tocó el turno a servidor que departió sobre la resiliencia y cómo los padres y familias adoptivas pueden hacer esa labor de tutorización. Al final de la jornada, José Ángel Giménez Alvira nos acompañó en la mesa a Óscar y a mí y procedió a presentar nuestro libro. Había preparado un escrito sobre el mismo redactado con un detalle, un mimo, un cariño y a la vez con gran rigor conceptual que nos emocionó a mi colega y a mí. A José Ángel, a Carmen y a toda la familia AFADA, les estamos muy agradecidos de todo corazón por la fenomenal acogida, el excelente trato dispensado y la oportunidad que nos brindaron de compartir una jornada de formación.

En marzo de este año, La Asociación Asturiana de Adoptantes, ASTURADOP, a través de su Presidente, Joaquín García, nos invitó a presentar el libro en el marco de su asamblea en el Centro Integrado Gijón Sur (obviamente en Gijón) Primeramente, Joaquín García tuvo la preocupación y el detalle de gestionarnos una presentación del libro “¿Todo niño viene con un pan bajo el brazo?” en la FNAC que está entre Gijón y Oviedo. Al día siguiente, ya con las familias, y con la participación también de Joaquín García, tuvimos un encuentro en el que pudimos presentar las claves más importantes del libro y sobre todo, hablar y dialogar con los participantes de los temas que les interesaban y preocupaban: el apego, qué características definen a los distintos subtipos de apegos inseguros, la resiliencia, cómo fomentarla en los niños… También surgieron otros puntos de mucho interés como qué tipo de terapia deben seguir los niños, qué medidas educativas son las adecuadas y focalizadas en el apego, los problemas escolares, las dificultades de maduración, grado de exigencia hacia los niños…  A Joaquín García y a toda la familia ASTURADOP, les testimoniamos nuestro agradecimiento por la excelente acogida y el magnífico trato recibido. Otra oportunidad que nos ofrecieron de enriquecernos y aprender junto con las familias, que es con quienes más se aprende. El debate y el intercambio de conceptos y experiencias entre los participantes en el encuentro rayó, igualmente, a gran nivel.

El pasado mes de abril fui invitado a Galicia, una bella tierra en la que hacía muchos años que no estaba. La Asociación Gallega de Ayuda a la Adopción (MANAIA) y El centro de psicoterapia ALEN (co-organizadores) a través de Antón Mouriz y la psicóloga y psicoterapeuta Elena Borrajo, me propuso participar en unas jornadas formativas. Primero en A Coruña, en el Colegio de los Salesianos y abiertas a todo el mundo, versamos sobre la resiliencia y la tutorización de resiliencia. Me hizo mucha ilusión comprobar cómo profesionales (psicoterapeutas, psicólogos, maestros…) asistieron y se interesaron en el tratamiento de los niños y adolescentes desde esta perspectiva. Se generó un clima de comunicación e intercambio muy rico entre los que participamos y el encuentro resultó muy provechoso. Al día siguiente, en Pontevedra, en el Casino de la ciudad (magnífico lugar para celebrar jornadas formativas) repetimos la misma comunicación sobre resiliencia y cómo constituirse en padres o familias tutoras de resiliencia de los niños. Con numerosos participantes, las familias mostraron gran interés en el tema y se expusieron los conceptos de resiliencia, qué es la tutorización y cómo hacerla, por qué unas personas llevan unos procesos resilientes y otras no, ejemplos de personas famosas resilientes y finalmente pautas para poder fomentar la resiliencia en los hijos/niños adoptados: la paciencia, la perseverancia, el reconocimiento del dolor del niño, el cambio de mirada hacia él, el uso de la función reflexiva del cuidador, cómo fomentar la autonomía del niño en función de su capacidad para permanecer, la importancia de las narrativas para ayudar a las personas a encontrar un sentido a sus vidas, la trascendencia de la identidad y la pertenencia… Hubo numerosas intervenciones, preguntas, debates...muy interesantes.

A la tarde, el encuentro con las familias prosiguió de una manera informal. En MANAIA tienen la costumbre de juntarse, después de la jornada formal, en un colegio, a comer (las familias preparan la comida y bebida en base a excelentes productos de la gastronomía gallega y la comparten), también con sus hijos, y a estrechar lazos y vínculos. Se constituyen -diría- en grupo de autoayuda. Uno siente que son como una gran familia que se quieren y apoyan mutuamente. Después, el profesional que ha compartido la ponencia de la mañana –y también su comida: toda increíblemente rica- en este caso, servidor, continúa el encuentro formativo con ellos, todos sentados en círculo. Es cuando el grupo comunica y comparte sus experiencias, inquietudes, preocupaciones, alegrías… Es una prolongación de la formación de la mañana pero más emocional, donde las personas experimentan la gozosa vivencia de sentirse sentidos, apoyados, comprendidos, orientados… Dado que percibí que se generó espontáneamente un clima afectivo muy cálido, trabajamos la resiliencia desde la emoción con técnicas gestálticas dirigidas al hemisferio derecho del cerebro, pues del izquierdo ya nos ocupamos a la mañana… Fue muy entrañable y todo el mundo sintonizó emocionalmente con el resto de miembros del grupo.

Del mismo modo, agradezco a toda la familia MANAIA, a su presidenta y a Elena Borrajo, psicóloga y psicoterapeuta del Centro Alen de A Coruña, el excelente trato recibido, y fenomenal acogida, y la experiencia de aprendizaje que tuve la suerte de poder vivir. En el Centro Alen de psicoterapia tenéis todas las familias de Galicia y de la zona un centro especializado en el tratamiento psicoterapéutico de niños y adolescentes que incorpora las aportaciones del apego y del trauma. Con un fenomenal equipo que trabaja con el niño o adolescente y los padres tanto los aspectos emocionales y cognitivos como los familiares, Elena, quien lo coordina, se ha formado en el Diplomado para psicoterapeutas infantiles organizado por el IFIV de Barcelona. Además, Elena es una profesional con una dilata experiencia en el mundo de la protección infantil y pronto nos va a deleitar con una tesis doctoral sobre apego en adopción que ardo en deseos de leer.

En todos los sitios, y en cada lugar desde su singularidad, hemos disfrutado de sentidas experiencias que quedarán grabadas en nuestra memoria emocional y que siempre podremos evocar como lugares y mapas seguros a los que recurrir. A todos/as las personas de Zaragoza, Gijón, A Coruña y Pontevedra en donde hemos vivido encuentros únicos e irrepetibles… ¡MUCHAS GRACIAS!


Finalmente, comentaros que Óscar Pérez-Muga estuvo la pasada semana en Pamplona donde también compartió una sobresaliente jornada formativa en AFADENA (Asociación de Familias Adoptivas de Navarra) y presentó nuestro libro. Este pasado sábado, ha estado en La Asociación de Familias Adoptivas de Bizkaia (en Bilbao) Ume Alaia, impartiendo formación y presentando el libro también. Y el próximo sábado 19 de mayo, por mi parte, acudo a dar una jornada formativa a La Asociación Ume Alaia Gipuzkoa, esto es, aquí, en casa, en Donostia-San Sebastián, en el edificio de Txara 1. Comienza a las 10,00h y termina a las 14:00h Trataremos sobre cómo fomentar los recursos de los niños y adolescentes para crecer y rehacerse ante la adversidad ¡Os espero a todos/as!

Ya hemos recibido numerosos comentarios sobre nuestro libro “¿Todo niño viene con un pan bajo el brazo?”; pero nos encantaría seguir recibiendo más. Por ello, si nos dejáis más opiniones sobre vuestra valoración de esta obra -tanto aquí como en la página web profesional de Óscar Pérez-Muga (www.oscarperezmuga.com)-, nos ayudaría a mejorar. A todos/as los que habéis adquirido el libro, os damos las gracias.


Aprovecho para anunciaros que estoy escribiendo otro libro, en esta ocasión para profesionales (aunque yo creo que también es válido para padres y familias) Pronto os hablaré de la temática mismo. Espero que pueda publicarse el próximo año.

La semana que viene regresamos con nuevos temas.

12 comentarios:

Xiao dijo...

Deseando que os inviten a Madrid (o Toledo, que tampoco me pilla mal) para ir a veros y compartir con vosotros.
Me alegro de vuestro éxito, me alegro de corazón.
siutta zimitt

Mei dijo...

Es que vuestro libro merece este éxito...es genial, bien y fácil explica tantos sentimientos y comportamientos de nuestros hijos...Yo voy pasándole a sus profes apartados que creo que deben leer y conocer...en la escuela hay un gran desconocimiento de todo esto...No tienen ni idea...los niños llegan y ya...adaptación!!!...
Gracias a los dos...
Estoy deseando de que vengáis por el sur...Estamos intentándo ponernos de acuerdo dos asociaciones próximas...Espero que el resultado sea un SI....

Anónimo dijo...

Yo también desearía que vinierais por Sevilla. Ya te comenté que leí el libro y entonces comprendí muchos comportamientos de mi hijo que me sacaban de quicio: no sabía si tendría alguna enfermedad (mental o psicológica) de base; si es es "tenía malas ideas", o qué; porque de niño era encantador, muy despabilado y comunicativo; y a partir de la preadolescencia dio un cambio radical... Y lo peor es que nadie, ni el resto de la familia ni los profesores (ni yo misma) lo entendíamos. Todavía estamos luchando, pero la cosa va mejorando (a su ritmo).

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Muchas gracias por vuestras palabras, es una gran satisfacción sentir que nuestro trabajo os ayuda y aporta claves para entender y tratar adecuadamente a vuestros hijos/as. Un abrazo!!

www.afamundi.org dijo...

Nos hace mucha falta que vengas por Santander a hablarnos del apego. Tenemos mucho que aprender!

Anónimo dijo...

Óscar Pérez-Muga
Hola José Luis y seguidor@s de su fantástico Blog. Much@s ya sois amig@s que hemos ido conociendo en las charlas y formaciones. Os agradecemos enormemente el trato que nos habéis dado y la oportunidad de compartir y participar con vosotr@s. ¡Gracias a tod@s!
Una vez más me admira el infatigable compromiso y dedicación que mi querido amigo José Luis mantiene con todo@s vosotr@s. Quien le conozca, únicamente por su magnífica labor de divulgación en la red, le animo a que no se pierda la interesante charla que impartirá este sábado 19.
Un fuerte abrazo, Óscar.

Beatriz G. Luna dijo...

Felicidades por todos vuestros éxitos; me alegro de corazón que esté siendo una experiencia tan gratificante para vosotros.
Me uno a la petición de Xiao... ¿¿¿para cuándo por Madrid???
Un abrazo, Beatriz

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Gracias Óscar, valoro mucho tu admiración hacia mí, tú también demuestras tu compromiso y tu gran labor profesional con los niños y con las familias día a día. Un abrazo,

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Afamundi y Betariz, todo se andará e iremos poco a poco teniendo la oportunidad de compartir experiencias y formación con vosotros/as, muchas gracias por vuestros mensajes. Un abrazo,

María dijo...

He leído vuestro libro y me ha gustado mucho: con explicaciones sencillas y consejos prácticos.Por ahora estamos esperando a nuestros hijos, pero sin duda vuestro libro será una ayuda muy valiosa cuando estemos juntos. Tuve la suerte de asistir a la charla de A Coruña y fue estupenda.
Un saludo, María.

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Hola María: Muchísimas gracias, un gusto saber que el libro te sirve de guía y de orientación, un abrazo,

Chiquita adorada dijo...

En México también los esperamos!! Aquí no he logrado aún conseguir el libro, veré si puedo encargarlo a alguien que viaje a España. Un abrazo, Alejandra