lunes, 31 de octubre de 2011

"¿Todo niño viene con un pan bajo el brazo?" Guía para padres adoptivos con hijos con trastornos del apego" , a la venta esta semana


Esta semana sale a la venta (se distribuye en librerías de toda España durante las dos primeras semanas de noviembre. Hay zonas del país en las que llegará durante la primera semana y otras zonas en las que llegará durante la segunda. En América Latina también se distribuye, sólo que debéis de pedirla en la librería para que desde allí la soliciten a la editorial) nuestra guía para padres adoptivos titulada: "¿Todo niño viene con un pan bajo el brazo? Guía para padres adoptivos con hijos con trastornos del apego. Estamos contentos de la gran acogida que ha tenido y esperamos vuestros comentarios y opiniones con verdadera ilusión con el fin de recoger todas las aportaciones y mejorarla para próximas ediciones. Los autores de esta guía somos Óscar Pérez-Muga (amigo y colega con años de formación, dedicación y trabajo con  menores que han vivido situaciones de desprotección, psicoterapeuta infantil y de familia, el mejor compañero por su competencia y valores humanos para realizar esta obra) y servidor de ustedes, José Luis Gonzalo.

Una sugerencia que os hacemos a quienes estéis interesados en comprarla es adquirirla en la página web de la Editorial Desclée de Brouwer, que es quien la edita: www.edesclee.com Os la envían a casa con toda comodidad. También podéis comprarla en e-book en esa misma dirección.

La guía recoge nuestros conocimientos y práctica de trabajo con los niños adoptados y sus familias. Buena parte de lo que tratamos con los niños y los padres se recoge en la misma. Por entendernos y realizando un paralelismo, es como si un cocinero abre las puertas de su restaurante y muestra cómo crea sus platos. Del mismo modo, nosotros, en el libro, reflejamos cómo orientamos en nuestras consultas privadas a los padres que tienen hijos con trastornos del apego, cómo les ayudamos a comprender a su hijo desde el modelo del apego y la resiliencia, les ofrecemos las pautas que solemos trabajar con ellos y presentamos un buen número de historias de niños resilientes, de cómo han podido crecer y rehacerse desde la adversidad y cómo les hemos ayudado a ello. La guía nace de la práctica clínica, no es un producto de laboratorio, tiene vocación psicoeducativa y la hemos hecho con un lenguaje asequible y nos sentimos muy orgullosos de haber podido aprender de las familias y de los niños. Por eso les agradecemos lo que nos han enseñado y también que nos hayan dado permiso (con el debido anonimato) para incluir sus historias en el libro. 

Con el fin de que conozcáis mejor la guía y sepáis su contenido y su razón de ser, a continuación os transcribo el capítulo de la misma que contiene la presentación que hemos hecho Óscar y yo:

"La adopción es un derecho de los niños a tener unos padres responsables con los que puedan desarrollarse y crecer y tener un futuro que de otro modo, carecerían, siendo, en muchos casos en los que provienen de entornos carenciados, de malos tratos y/o en los que han sufrido todo tipo de calamidades, víctimas de un sistema social mundial injusto que se ceba sobre los más débiles e inocentes.

Adoptar supone, además, hacerse cargo de un menor que será ¡al fin! nuestro hijo, sí, pero con una historia y un pasado, en suma, unas vivencias en su memoria psicológica y biológica (aunque sea a muy temprana edad) que en muchos casos, son traumáticas. Sobrecoge escucharlas. Este trauma ha sido, muchas veces, crónico (ha durado todo el tiempo que el niño ha vivido en su país de origen, en forma de abandono o malos tratos, bien en el seno de su familia o en un orfanato) y a veces muy intenso, muy duro, tóxico y dañino. Estas experiencias son sobrecargantes para la mente, sucediendo, conviene subrayarlo, en periodos de la vida en los que aquélla se está desarrollando y es sumamente vulnerable. Si el periodo de la vida en el que se sufrió el daño del que hablamos es entre los 0 y los 3 años, las consecuencias pueden dejar una huella indeleble en el menor porque es una etapa clave en la constitución cerebral.

Adoptar a un niño supone, pues, llevarse consigo esta memoria, su pasado, que influye tanto que a veces se requiere mucho tiempo, trabajo, esfuerzo y paciencia para poder reparar lo que las experiencias adversas han generado en ese niño: el daño emocional, que es lo mismo que decir el daño a la persona.

Existen mitos como que con el amor se cura todo y que lo que ha ocurrido con anterioridad se olvida. Esto no es cierto. El trauma se graba en las memorias emocionales e impele al niño a actuar conforme al mismo (con unas tendencias de acción [1] de orden inferior, de tipo supervivencial, como huir, evitar o atacar) ante una situación que puede recordarle la experiencia dura del pasado. Aunque él no tenga la sensación de que está recordando ni sea consciente de que esas tendencias guardan relación con los hechos traumáticos  vividos. Los padres también desconocen los efectos adversos del trauma sobre la persona del niño y cómo afectan provocando inestabilidad emocional, alteraciones de conducta y dificultades de adaptación social.

El apego, igualmente, ha podido ser alterado por experiencias de malos tratos con los cuidadores primarios en edades tempranas, por lo que la capacidad del niño para establecer relaciones sanas y constructivas puede estar afectada. El niño tenderá a apegarse disfuncionalmente con sus nuevos padres adoptivos o cuidadores, de acuerdo a lo que aprendió en sus primeras relaciones. Romper o alterar el contacto del niño con los padres o cuidadores primarios puede tener un alto coste para el futuro, sobre todo en las etapas clave de la formación del vínculo de apego como son los primeros dos años.

Conocer todo esto es vital para los futuros adoptantes como para los actuales padres adoptivos, pues los niños pueden manifestar su sufrimiento de maneras muy diversas: inestabilidad emocional, trastornos de conducta, robos, conductas agresivas, fugas, trastornos del aprendizaje, retraimiento… En ocasiones, la convivencia -en especial en la etapa adolescente que, con los cambios psicofisiológicos, se convierte en un periodo en el que la contención y la responsabilidad resultan muy complicadas- puede estar presidida por un clima de gran tensión que afecta a todos los miembros de la familia.

Bastantes padres que hemos tenido en tratamiento en nuestras consultas no realizan una lectura desde el sufrimiento del menor y desde el hándicap que éste arrastra como consecuencia del daño sufrido en etapas anteriores del desarrollo, sino que comienzan a culparse o culpan al hijo cuando aparecen conductas problemáticas o síntomas. Esto puede ser, a veces, por desconocimiento. La convivencia se deteriora hasta tal punto que la familia entra en una crisis en la que se oscila entre la desilusión profunda y la desesperación impotente. Bastantes familias han acudido a nuestras consultas desbordadas.

A estos padres y madres adoptivos con hijos que soportan la pesada carga del maltrato y la herida del abandono sobre sus espaldas nos dirigimos especialmente en esta guía -aunque en general a todos y también a los profesionales- porque creemos que una visión resiliente de su hijo y unas orientaciones concretas de actuación pueden resultarles de gran ayuda.

Esta visión que trata de ayudar a los padres adoptivos a comprender que el daño emocional que sus hijos han sufrido en su etapa anterior les genera un sufrimiento que exteriorizan o interiorizan a través de diferentes síntomas y conductas y de ahí las dificultades, no quiere decir que aquéllos no tengan ninguna responsabilidad. Al contrario, la responsabilidad es mayor aún porque se harán conscientes de que sus hijos necesitan unos adultos que se conviertan en tutores de resiliencia, otra propuesta que hacemos en esta guía para que los padres puedan convertirse en esas personas que acompañen, contengan, apoyen y ayuden a sus hijos a resistir y rehacerse. Los padres y los hijos, por supuesto, no son responsables de los sucesos de vida tan duros y crueles que éstos últimos han vivido en sus países de origen (desnutrición, abandono, testigos de muertes, de violencia, de guerras, separados de sus padres y llevados a un orfanato en condiciones precarias, calamidades como huracanes, terremotos… palizas, humillaciones, insultos, desvalorizaciones… amenazas a su seguridad sin fin) y que les han dañado, pero sí son responsables de, siendo conscientes de lo que ello supone, cambiar su forma de relacionarse, educar y criar si es que ésta no es la adecuada. Porque dependiendo de lo que los padres adoptivos hagan con sus hijos, éstos derivarán hacia una espiral de la que no se puede salir (ahondarán en su herida y en sus estrategias destructivas) o caminarán por el duro y difícil pero liberador camino de la resiliencia, del resistir y rehacerse, del ayudarles a comprender, contener y exteriorizar su inmenso dolor, el cual, como muchos adoptados dicen, nunca se termina de apagar del todo.

Por ello, en esta guía que tienes delante de tus ojos, padre, madre, cuidador adoptivo, acogedor, profesional… encontrarás, en la primera parte, una explicación, un marco comprensivo basado en la neurociencia más actual (explicada de una manera sencilla) para poder elaborar lo que le sucede a tu hijo adoptivo. Está basado en el apego y la resiliencia, dos conceptos que nos proporcionan el marco para darnos cuenta de qué les pasa a los niños, porqué se comportan del modo en que lo hacen. En ella desarrollamos los conceptos de apego y resiliencia primaria y secundaria, utilizando la metáfora de la casa y sus cimientos para ayudar a comprender los conceptos. Terminamos exponiendo los tipos de apego y respondiendo a la cuestión de si un niño adoptado puede o no presentar un trastorno en este sentido.

En la segunda parte, también basándonos en la neurociencia, volvemos a analizar los conceptos de resiliencia y apego, desde lo que llamamos, para entendernos, el “cableado” del cerebro (lo que actualmente los expertos denominan conectoma) Si en el capítulo anterior nos referimos a la estructura (usando la metáfora de los cimientos de la casa), en este apartado hacemos un análisis más detallado de los elementos de resiliencia y de los tipos de apego que se derivan de aquéllos, esta vez desde las funciones y no tanto desde la estructura, ayudándonos de la metáfora del coche. Terminamos esta parte ofreciendo pautas y orientaciones para tratar adecuadamente a los menores de acuerdo a su tipo de apego, aportando situaciones y ejemplos prácticos que deseamos ayuden a los padres y profesionales.

En la tercera parte, tratamos de recoger el proceso (no de una manera exhaustiva pero sí tratando de reflejar lo que les ocurre y sienten en ese proceso) por el que pasan algunos padres adoptivos desde que su alegría inmensa y los proyectos de vida que tenían ilusionantes, para su hijo, se van truncando y con el derrumbe de las ilusiones, el surgimiento de la culpa, las tensiones de pareja, el clima familiar crispado, el sueño roto… Hacemos especial hincapié en lo que llamamos el auto-referencial, un aspecto que los padres adoptivos han de ser conscientes y trabajarlo si quieren cambiar la relación con su hijo, mejorarla y mejorar al menor. El auto-referencial supone tratar de educar al niño conforme a los principios y maneras que a uno le educaron: eso no vale porque estos niños, como decimos en la guía, operan con otro sistema operativo, utilizando la metáfora de la informática. Así pues, no se puede ir con Windows cuando el programa es de Mac. Es necesario, pues, desarrollar otras referencias diferentes para educar a los menores.

En la cuarta parte, proponemos una nueva visión que conceptualice de una manera distinta los problemas que suelen presentar los menores evitando el juego maligno de la búsqueda de culpables. Si se tiene otra mirada sobre estos chicos la vida puede ser suficientemente feliz, es lo que sugerimos.

En la quinta parte, ofrecemos unas orientaciones prácticas basadas en nuestra experiencia de trabajo con niños adoptivos y sus familias, los principios y directrices que nos parecen fundamentales mediante los cuales los padres adoptivos pueden convertirse en tutores de resiliencia para su hijo, explicando de manera clara qué es y supone esta propuesta.

En la sexta parte, incidimos en la función narrativa, pero esta vez la centramos en la extrema importancia que tiene la construcción de una identidad positiva y un estrecho e intenso sentimiento de pertenencia a la familia, pues ambos son factores protectores y de prevención de problemas emocionales y del comportamiento.

Finalmente, en el anexo, presentamos ejemplos de casos, experiencias y narrativas: uno de intervención con un joven y su familia y de cómo los profesionales implicados han trabajado en red, aspecto muy importante cuando se interviene con niños con trastorno del apego. Otro caso que presentamos es el testimonio de una joven adoptada, la cual orienta a los padres sobre cómo educar a los hijos. Ofrecemos también un ejemplo de narrativa elaboradora realizada con un niño de trece años en psicoterapia. Seguidamente, mostramos, también en el anexo, una narrativa mediante cuentos cortos escritos por un niño de nueve años. Finalmente, exponemos cómo los niños pueden narrar mediante el uso de una técnica no verbal como es el cajón de arena.

Esperamos que se constituya en un instrumento útil y que favorezca y ayude a todos los padres e hijos adoptivos, así como a los profesionales de la adopción y la protección a la infancia. Aunque centrada en este ámbito, pensamos que puede aplicarse también con los menores cuyos trastornos o problemas de apego se hacen patentes en otros contextos. Con ese deseo la hemos escrito"

La semana que viene hablaremos de más aspectos de la guía. Espero que se os haya despertado el interés. Me despido recordándoos a todos/as que tanto a Óscar Pérez-Muga como a mí nos gustaría mucho que nos acompañaseis en la presentación de la misma (día 17 de noviembre, jueves, a las 19,00h) en el FORUM de la FNAC, en San Sebastián (Gipuzkoa) Centro Comercial San Martín. C/Loyola, s/n

[1] Este concepto es del autor Van der Hart y colaboradores en su magnífico libro “El yo atormentado”, de la editorial Desclée de Brower.


13 comentarios:

Mei dijo...

Ojalá pudiese acudir...eso significarían muuuchas cosas...una de ellas que disfrutaría de Euskadi...y no sólo de vacaciones...sino, cada día...
Besos...Esperamos noticias, fotos, vídeos o lo que sea sobre esa presentación...

Elén dijo...

Hola José Luis,
Soy Elén de La Adopteca, acabo de añadir tu libro en mi blog, aunque no encuentro más datos que los que tú pones aquí.
Me faltaría el ISBN y el precio, por ejemplo. Supongo que cuando salga a la venta, podré encontrarlo en la página de Fnac, sino, volveré a ver si tú me los puedes facilitar.

un saludo y enhorabuena

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Hola Mei: En el blog reflejaré lo que fue la experiencia de la presentación del libro y lo ilustraré al menos con alguna fotografía, porque grabar no sé si va a ser posible. En cualquier caso, muchas gracias por tu apoyo. Un abrazo, José Luis

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Hola Elén: Gracias por dar a conocer nuestro libro. Sale a la venta esta semana en algunas zonas de España y en otras, la siguiente semana. En la página web de la editorial: www.edesclee.com podrás encontrar el dato del precio, pues aún no lo sabemos. En cuanto al ISBN, es éste: 978-84-330-517-3

Un abrazo,

José Luis

Beatriz dijo...

Hola José Luis: el leer la introducción me ha despertado, si cabe, aún más el interés. Subrayaría un montón de frases de la misma, pero me quedo con una: "víctimas de un sistema mundial injusto que se ceba sobre los más débiles e inocentes".

Os agradezco mucho vuestra generosidad: no es frecuente encontrar profesionales que compartan sus experiencias y estrategias abiertamente y, por lo que voy conociendo, responde, como no podía ser de otra manera, a una excepcional talla humana. Como ya te dije, me es totalmente imposible acudir a Donosti, pero os envío la mayor suerte del mundo y toda mi energía positiva.

Un abrazo,
Beatriz

Elén dijo...

Gracias por el dato del ISBN, ya lo he anotado, pero no consigo encontrar el libro en la web de la editorial.
Ya lo busqué el otro día, al leer tu entrada, pero no lo encuentro ni por el título, ni por el autor...

un saludo

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Hola Elén: Es que aún no ha salido a la venta (sale esta semana o a lo sumo, la siguiente; lo distribuyen por las librerías)y por eso todavía no lo han subido a su web para que lo puedan pedir directamente a la editorial o comprarlo en formato e-book. Espera unos días y saldrá reflejado en la web de la editorial. Un abrazo y gracias, José Luis

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Hola Beatriz: Gracias por tus palabras, me alegra mucho que se te haya despertado el interés en la guía, ya nos dirás tu opinión. Un abrazo, José Luis

Anónimo dijo...

José Luis, cada vez q leo tus posts (y ahora lo q será el libro publicado) estoy más convencida de q éstas lecturas deberían ser obligatorias para todas las personas adultas q no tienen necesariamente relación directa con la adopción. La sensación q tengo cuando te leo es de complicidad contigo y con las personas q ponen comentarios. Esto debe ser común a otros/as q te leen. Sé q tu como profesional lo sabes, sin embargo conversar o compartir lo que escribes a gente q no tiene relación con el tema de la adopción es como hablar de física nuclear. Y no me refiero a el tema de la adopción en sí, sino a los temas más de fondo como el apego, el trauma, la neurociencia, las vivencias en la memoria biológica y psicológica, etc. Es decir, los temas más allá del tema superficial del “trámite de la adopción”. Sé q hay q ir paso a paso, y tener una posición y actitud de ser muy abiertos respecto a la adopción ayuda. Me pregunto: ¿hay otras formas de "llegar" a más personas? Personal de escuelas, profesores, otros padres de familia q no tienen relación directa con la adopción. Créeme, pero x lo menos acá (en Quito), los temas sobre la adopción no son entendidos ni por los mismos familiares (q x lo general se acogen a: el amor lo cura todo y el tiempo borrará sus heridas…..). Es difícil adentrarse como madre adoptiva sobre estos temas con personas ajenas a la adopción y me pregunto ¿será así en todos lados? ¿Existen charlas sobre estos temas para personas q no están directamente relacionados con la adopción allá en España o en Europa?

En fin, es sólo una reflexión sobre cuanto bien nos hace leerte, descifrar temas, sentirnos comprendidos y/o reflejados... Y… en otras palabras, a veces dan ganas distribuir tu blog o escritos por la calle al los transeúntes!!! Como quisiera.....!!!!

un abrazo, felicitaciones x tu libro (q compraré espero la próxima semana) y gracias x tu blog!!
lis

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Hola: En Europa, aunque vamos avanzando, también nos encontramos con estos problemas, al menos en España, en mi comunidad. Es verdad que cada vez existe una mayor sensibilidad y conocimiento por parte de los padres adoptivos (porque el trabajo de las asociaciones está ahí y es encomiable) pero todavía, por lo que yo veo en el contacto directo con los padres en mi trabajo, persisten muchos mitos. La mejor forma de llegar a la gente es que cada uno vayamos haciendo nuestra labor en los ámbitos en los que nos desempeñamos. Y que podamos usar los medios que tenemos a nuestro alcance (revistas, blogs, foros, webs...) para poder ayudar a los padres a hacerse conscientes de lo que supone adoptar. Gracias por las felicitaciones a nuestro libro y espero que te aporte en un labor diaria.

Un abrazo,

José Luis

Nieves dijo...

Tienes un blog muy bueno, me he hecho seguidora de él porque estoy segura de que leyendo tus posts aprenderé muchas cosas interesantes. Por cierto, soy una colega tuya aunque no ejerzo. Un cordial saludo,

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Gracias, Nieves, Bienvenida. Un cordial saludo, José Luis

Mei dijo...

Hola Lis..."en todos los lugares cuecen habas", es un dicho español que se cumple también aquí...La adopción es un asunto en que pocos profundizan desde ese "punto de vista" que tú comentas, también en España, es al menos, mi perspectiva cuando hablo de esto incluso con padres adoptivos que niegan estas connotaciones en sus hijos...Yo tengo dos hijos adoptados y...siempre busqué más...mi hijo por su necesidad especial, me ha llevado por los caminos más alucinantes y completos para ser su madre y estoy alucinada y superemocionada de todo lo que estoy conociendo y leyendo...este blog, por ejemplo...
Yo te puedo recomendar algunos blog en los que madres adoptivas trabajamos para saber más y dar a conocer más sobre estos aspecto de la adopción...Sacamos temas de envergadura, los debatimos y contamos nuestras experiencias, a lo mejor te interesan...
Estos son muy buenos...

http://madredemarte.wordpress.com/

http://adopcionpordentro.blogspot.com/

Yo cuento cosas en mi blog...quizás allí también puedas encontrar algo que te interese...humildemente de doy la dirección...

http://hongmihijo.blogspot.com/