viernes, 8 de octubre de 2010

"El cazo de Lorenzo", un cuento genial

Me ha llegado, a través de diferentes personas, este cuento titulado: El cazo de Lorenzo que está ya entre mis favoritos, entrando por la puerta grande, en el listado.

Este cuento, maravilloso, tiene una capacidad intrínseca para conmover y expresar -favoreciendo el darse cuenta- mucho, muchísimo, con un grafismo sencillo pero cariñoso, y con textos cortos y eficaces, pero magistralmente escogidos.

En la presentación del cuento, nos dicen:


Con palabras simples y unas ilustraciones tiernas y divertidas, la autora recrea el día a día de un niño diferente: sus dificultades, sus cualidades, los obstáculos que tiene que afrontar...
El cazo de Lorenzo llena un vacío, conmueve al lector, sea cual fuera su edad.
Pero lo que más llama la atención es la sencillez del dibujo y del concepto.
A partir de los 6 años.
Un cuento metafórico para hablar de las diferencias a los más pequeños. La superación de un niño con dificultades para sobrellevar el día a día.
Libro recomendado por FEAPS (Confederación Española de Organizaciones en Favor de las Personas con Retraso Mental)

La metáfora del cazo, en efecto, tiene un poder inmenso y no quiero hablar mucho de la misma porque las metáforas, si se comentan, pierden todo su valor y poder curativo.

Solamente una breve apostilla: El cazo me recuerda al dolor inmenso de los niños y niñas víctimas de malos tratos: “El cazo le cayó un día encima. No sabe muy bien por qué” El cazo, el dolor, nunca se quita del todo y debe expresarse, reconvertirse y transformarse en algo creador de lo contrario destruye, provoca aislamiento, incomprensión y las consecuencias son las inadaptaciones sociales.

"Pero afortunadamente, hay personas maravillosas" Que seamos nosotros y nosotras esas personas. Que sepamos ver las cualidades de estos niños/as, que podamos ayudarles a que puedan transformar su dolor expresándolo mediante actividad, palabra, juego, relación... liberadora. Así de ese modo, su particular cazo no estalla ni dentro de ellos ni en los demás. Lo que puede ser destructivo puede transformarse en creativo.

En este enlace podéis acceder al cuento. En este otro, podéis ver un montaje audiovisual del mismo colgado en youtube. Pero os recomiendo que lo compréis, pues la magia del libro, poder leerlo con un niño/a (o adulto) y trabajarlo juntos, ese momento de comunicación y sintonización es algo insustituible. Lo publica la Editorial Juventud. Creo que va a ser un dinero muy bien invertido.

6 comentarios:

Jennifer dijo...

Genial esta historia! Como siempre logras sorprenderme con cuentos muy sencillos que llegan al fondo del alma.
Gracias por compartir tu conocimiento.
Un abrazo

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Hola, Jennifer: Un gusto verte por aquí, y estoy de acuerdo en cómo resumes este cuento: llega, en efecto, al fondo del alma. Un abrazo y hasta pronto. José Luis.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por hacerme descubrir esta historia tan bonita, y que tan útil me resultará en el trabajo diario y en mi vida personal.

Ivanna dijo...

José Luis quiero contarte que soy profesora y me apasiona estar con los niños, trabajo con chicos de 11 a 15 años que manifiestan mucha necesidad para expresar lo que sienten y las cosas que viven, muchas de sus historias llegaron a mi y realmente son conmovedoras, hay niños que viven en un contexto de abuso sexual y violencia; ademas muchos de ellos no conocen a sus padres o se alejan de ellos para poder estudiar y trabajan desde edades tempranas en casa de familias. Sus derechos no son respetados, se conocen a los abusadores pero se protegen entre las personas del pueblo, hay pedofilos que estan a cargo de muchos niños y es natural esta practica. Muchas familias entregan a sus hijas para conseguir dinero. Mi pesar es inmenso he intentado recurrir a lo legal y fui amenazada de muerte entre otras cosas. Muchos llegan golpeados a las aulas. Lo que pretendo con esto es ver si me pueden dar algunas recomendaciones para trabajar desde las aulas con ellos para mejorar su autoestima, yo recurro al amor, afecto, escucha, comprensión y siempre tienen un cuaderno donde me pueden expresar lo q sienten y a lo que se responde en un intercambio de palabras y cariño, tambien escucho las veces q necesitan y hasta lloramos juntos. Ellos cada vez necesitan mas de mi presencia y quisiera reforzar un poco más mis acciones solidarias. Espero puedan darme algunas recomendaciones. Con afecto me despido, saludos cordiales!

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Me ha sobrecogido tu historia, Ivanna. Es muy duro un doloroso lo que nos narras. Admiro tu compromiso con estos niños, pues les cuidas y les tratas de proteger aun a riesgo de tu propia vida. Aunque lo que viven es dañino y emocionalmente tóxico, si cuentan con una persona como tu que les quiere y les acepta incondicionalmente, y les acompaña en su dolor dándoles recursos para que lo exterioricen y no explote dentro, ese apoyo que les brindas les ayudara a mantenerse y no desfallecer porque hay alguien que les siente y a quien le importa lo que les suceda. Creo que lo que haces es encomiable y el principal recurso que tienen es tu persona. Todo lo que haces con ellos les ayuda a sentirse sentidos. Lo único que te puedo apuntar es que hagáis alguna actividad de grupo que permita que los niños construyan algo (planten un árbol, creen música, hagan teatro, títeres, pinten, creen cuentos e historias..,) Cualquier actividad que permita que se pueda exteriorizar (como el cuaderno que hacéis) para que el dolor no explote dentro. Ah, espero que tu tengas también alguien en quien apoyarte y que te escuche en tus preocupaciones. Cuidate. Gracias por compartir esta experiencia. Un afectuoso saludo.

Ivanna dijo...

Jose Luis, entiendo lo grandioso que es tener apoyo y alguien que comparta tus propias emociones, porque lo siento con tus palabras. Lo que dás con esta invención tuya y lo que transmitis es realmente inconmensurable, muy valioso! creo que el mayor acto de solidaridad esta en el sentir y transmitir amor, ya sea porque lo tuvimos o no en la vida, creo que quien encuentra tal integridad encuentra la naturaleza de este sentimiento, poque lo descubre dentro. GRACIAS POR TANTO! osho creía en el amor como constitutivamente humano, como natural, entendia esos "dichosos pecados" como naturales también, comprendía la naturaleza del ser, el cantante Bob Marley nos decia que con amor y música todo era posible "vivir, ser feliz y no lastimar a los demás" y una vez alguien dijo: "es más fácil amar que odiar", creo en esto y en personas que están comprometidas con los demás. No puedo más que decirte Muchas Gracias me sirven muchisimo tus aportes! saludos!!!!!!