lunes, 21 de octubre de 2013

"Zeitgeist moving forward", un instructivo vídeo para psicoeducar a las familias adoptivas y acogedoras (y a los profesionales) sobre el apego y el trauma


Tal y como os anuncié la pasada semana, hoy vuelvo a ofreceros un material psicoeducativo que puede ser de inestimable ayuda en nuestro trabajo con las familias.
Este vídeo, justo es decirlo, lo descubrí en la formación en EMDR de niños y adolescentes a la cual acudí el pasado mes de abril. Cristina Cortés, del Centro Vitaliza de Pamplona, excelente profesional, es quien impartió el curso. Y cuando llegó al capítulo en el cual nos transmitió la trascendencia que tiene la labor psicoeducativa con los padres, las familias y otros profesionales con los que colaboramos, nos presentó el vídeo Zeitgeist moving forward.
Se trata de un vídeo -de larga duración pero sin desperdicio alguno- centrado en explicar la tremenda relevancia que tienen la primera y la segunda infancia en la vida de toda persona. En el mismo aparecen reputados expertos en trauma, apego y desarrollo humano. Aunque al principio puede despistar, el vídeo no tarda en entrar en materia y centrarse, primero, en la vida intrauterina (resulta asombroso cómo lo que acontezca en este contexto vital, que es un entorno, empieza ya a modelar e influir en el feto humano; no hay más que escuchar en el vídeo cómo las madres embarazadas estresadas por la guerra tenían hijos que en la vida adulta desarrollaban esquizofrenia con más probabilidad que las madres que no habían sufrido estrés), después en la etapa que en inglés se denomina infancy (se refiere a los primeros años de vida) para, posteriormente, adentrarse en el periodo de la vida que en lengua inglesa denominan childhood (niñez, la etapa que va desde los cinco años hasta la adolescencia) Lo que acontezca en estas etapas (sobre todo los primeros años de vida) nos influirá poderosamente en la vida adulta, dejándonos una impronta de vulnerabilidad o no. Como dicen en el vídeo, las primeras impresiones que recibimos y que se quedan almacenadas en la memoria emocional y que nos informan sobre cuán confortable, confiable y seguro es el mundo de fuera, marcan una tendencia que (aunque modificable e influenciable por experiencias posteriores) nos acompañará toda la vida.
 
Lo que más me gusta de este vídeo es que aúna, a mi juicio, tres grandes virtudes:
La primera, que presenta -de una manera comprensible para neófitos pero a la vez rigurosa- los conceptos más importantes que debemos saber para poder entender y ayudar a los menores de edad que han sufrido experiencias tempranas de abandono y malos tratos. Conceptos neurocientíficos que se nos revelan abstrusos tiene este vídeo la virtud de hacerlos comprensibles y accesibles a todo tipo de públicos. Por ejemplo, cómo funciona la memoria implícita, cómo influyen las primeras experiencias de vida en la conformación del cerebro/mente, por qué el abandono se graba tan a fuego en la persona, por qué debemos crecer bajo la influencia de otros y necesitamos sí o sí de un adulto sensible y empático para poder desarrollarnos y sobrevivir física y emocionalmente, por qué daña tanto que los padres estén físicamente presentes pero emocionalmente ausentes (abandono próximo, se le llama) Creo que es muy importante concienciar a los padres de lo nefasto que puede ser ese abandono próximo, esos padres físicamente presentes pero emocionalmente ausentes. Es grave. Los niños necesitan alimentarse de comida y de emociones, de contacto, de juego, de risas, de preocuparse por ellos… en suma, la función emocional del vínculo. Esto en nuestra sociedad aún no se le otorga la trascendencia que tiene. Dice Yolanda González Vara (cuyo libro “Amar sin miedo a malcriar” os recomiendo, es excelente, con una visión desde el apego y el respeto al niño) que todo el mundo pregunta, cuando ve a un bebé de un amigo/a, si duerme bien, come bien… pero… ¿Y las emociones? Por ello no preguntamos. Aquí andamos todos más perdidos y no sabemos tan bien de qué estamos hablando, pero nos referimos a algo que es fundamental y vital. Por ello creo que vídeos psicoeducativos como estos son tan necesarios para aprender y concienciar.

La segunda, que participan grandes expertos en la materia y tenemos el privilegio de poder escucharles y aprender de ellos.

Tercera, gracias a las imágenes y gráficos el visionado se hace ameno e interesante. Engancha escuchar las voces de los participantes y ver las imágenes que usan para apoyar el texto.

Una de nuestras tareas -cuando comenzamos a trabajar en terapia con un niño o adolescente y su familia- es, como ya sabéis, la psicoeducativa. Llevamos dos semanas hablando de ello y dedicándole tiempo pues es una labor ineludible. Hay que dedicar tiempo a esto porque es la base para que puedan entender qué le pasa al niño y poder colaborar con el profesional que lleva el tratamiento en la estabilización emocional primero y la integración de las experiencias traumáticas después. Si no se sabe qué es un trauma y cómo afecta, es difícil colaborar. Por ello, he empezado a echar mano de la inestimable ayuda que este vídeo me ofrece y se lo indico y recomiendo a los padres y familias cuando vienen a mí consulta. Después, lo solemos comentar y hablamos sobre ello haciendo referencia a su hijo, pues es necesario comunicar y recoger a las familias en lo emocional y asesorarles también en su caso concreto. El vídeo es un gran complemento y apoyo en nuestra tarea de instruir, apoyar y orientar a los padres y familias. También lo suelo utilizar con adultos y adolescentes con buenos resultados.
 
Me quedo, de todo el vídeo, con esta frase que puede ser el epítome final del mismo. Es del gran Winnicott: “En la infancia hay cosas que debiendo ocurrir no pasan y otras que no debiendo de pasar, ocurren"

Lo más interesante del vídeo para nosotros está entre el minuto 3 y el 38. Tened un poco de paciencia.
 
Espero que os sea de ayuda.
 
 

Esta semana me despido con una excelente noticia: Loretta Cornejo Parolini, psicóloga y psicoterapeuta directora del Centro Umayquipa de Madrid, acaba de estrenar su blog. Aunque aún anda dándole vueltas al nombre que le quiere poner, de lo que no tenemos ninguna duda es sobre lo que nos vamos a encontrar: un espacio para entretetejer emociones como sólo Loretta sabe hacerlo, desde su sentido y sensibildad únicos y maravillosos. Se llama Kusikuy (una palabra en quechua que significa "para que sonrías") Con este leit motiv nos invita Loretta Cornejo a entrar y conocerla a ella y a lo que nos cuenta. Allí nos/os espera. Podeís entrar haciendo click aquí.

Hasta la semana próxima en la que hablaremos de las dificultades que los niños adoptados o acogidos tienen en las relaciones con los iguales.

Cuidaos / Zaindu

4 comentarios:

Chedi dijo...

Hola José Luis,

Espero que hayas pasado un buen verano. Con la vuelta a las clases y el inicio de la Eso para mi hija no he podido seguir tu apreciado blog.
Sé que este sábado vas a estar en Barcelona para dar una conferéncia en el Instituto Família y Adopción.
Siento muchísimo no poder asistir por estar ausente de la ciudad. Me encantaría que informaras sobre el encuentro y deseo que sea una experiencia enriquecedora para todos.
Como siempre, grácias por tu valiosa ayuda.

Un abrazo

Chedi

José Luis Gonzalo dijo...

Hola Chedi, bienvenida por aquí! Por cierto, decirte que sí puedes seguir la conferencia on line. Precisamente he publicado una entrada en el blog en la que explico cómo puedes apuntarte. Gracias por tu comentario! Un saludo cordial

Iñigo Mtz. de Mandojana dijo...

Genial una vez mas introduciendo nos en el termino de abandono próximo. Un abrazo JL

José Luis Gonzalo dijo...

Muchas gracias, Iñigo, yo tampoco conocía ese termino, pero me parece que lo define a la perfección. Un abrazo!