lunes, 21 de noviembre de 2011

Crónica del acto de presentación del libro: "¿Todo niño viene con un pan bajo el brazo. Guía para padres adoptivos con hijos con trastornos del apego" A todos/as: ¡Muchas gracias!


Sé que la semana pasada dije que ésta volvería con nuestros temas habituales de apego, trauma y resiliencia. Tengo más cosas nuevas que contaros ya que la puesta al día es una de las obligaciones de los profesionales. Pero tendremos que esperar una semanita más porque hoy quiero hablaros brevemente del acto de presentación del libro que -ya conocéis- acabamos de publicar mi amigo y colega Óscar Pérez-Muga y servidor titulado: “¿Todo niño viene con un pan bajo el brazo? Guía para padresadoptivos con hijos con trastornos del apego” Creo que no puedo dejar de contar este acontecimiento. Primero, porque se lo debo a todos/as los que asistieron y participaron en el mismo. Y segundo, porque hay personas a las que les hubiera gustado estar y no pudieron por distintos motivos (entre ellos la distancia) y me pidieron que diera noticia del mismo. Especialmente, muchos padres y muchas madres que me escribieron desde distintos lugares acordándose que era el gran día de la presentación, deseándome suerte y felicidad. Y también todos/as los que habéis dejado comentarios, felicitaciones y recordatorios en facebook y en este blog, la gran familia facebook, como yo la llamo.

El jueves fue un día intenso para nosotros. Hemos tenido la gran suerte de contar con Beatriz Rodríguez. Bea, como todo el mundo la llama, trabaja en una empresa de promoción de eventos culturales (discos, conciertos, teatro, espectáculos…) y nos ha ayudado desinteresadamente a promocionar el libro en los medios de comunicación. Ha dedicado parte de su tiempo libre fuera de su horario laboral (que es de un ritmo desenfrenado) a esta tarea. Muchas gracias, Bea. Tuvimos varias entrevistas en radio y una en prensa, en El Diario Vasco, la cual podéis leer en este enlace. También Bea ha hecho posible que consigamos reservar (porque es muy difícil) el Espacio Forun de la FNAC para poder compartir el acto de presentación con todos vosotros/as, logrando un lugar destacado en los carteles y programas de mano que esta empresa publica, mensualmente, para anunciar sus eventos.

A la tarde nos relajamos un rato antes de las 19,00h, hora en la que estábamos citados todos/as. Teníamos incertidumbre de cuánta gente podía asistir, pues aunque habíamos hecho una amplia convocatoria, muchas personas, entre semana, tienen obligaciones familiares y laborales.

Pero nuestros temores se disiparon porque la sala se llenó. Y además se llenó de amigos, colegas, profesionales diversos (educadores, pedagogos, trabajadores sociales…), técnicos de infancia de la Diputación Foral de Gipuzkoa, del Departamento de Educación del Gobierno Vasco, profesores universitarios, familias, niños/as y jóvenes, familiares nuestros y personas interesadas en el tema. Todos/as habéis respondido y nos habéis transmitido vuestro cariño y apoyo a nosotros en un momento importante. Óscar Pérez-Muga y servidor os estamos muy agradecidos de todo corazón. En aquel momento que me senté, ya las 19,00h, en la mesa, para comenzar el acto, es inefable lo que sentí. Pero en mi mente y en mi cuerpo sólo cabía un sentimiento de sentir que te sienten y que te quieren. Y un profundo agradecimiento a la vida y a todos/as vosotros/as que allí estabais de pie y sentados, delante de nosotros, esperando a que comenzáramos.

La primera intervención fue de servidor para saludar a todos/as los/as presentes y para transmitir los agradecimientos: a la FNAC, a Beatriz Rodríguez, a la Editorial Desclee de Brouwer y a la directora de la Colección AMAE, Loretta Cornejo, psicóloga y psicoterapeuta (te recordamos muy sentidamente, Loretta), quien apostó por este libro desde el principio. A Rafael Benito, psiquiatra de la Clínica Quirón, por leer el manuscrito y hacer sus aportaciones y por acudir a presentar el acto, y muy especial y cariñosamente a las familias, niños/as y adolescentes que colaboran en el libro y que tanto nos han enseñado. Y por supuesto, a todos/as los/as presentes.

A continuación, Rafael Benito introdujo a los autores realizando una semblanza. Expresó cómo nos había conocido, la relación que hemos tenido y mantenido. También nos describió a cada uno de nosotros, resaltando nuestras cualidades. Seguidamente, remarcó que no es usual que psiquiatras y psicólogos colaboren entre ellos, y que, por ello, el libro es un ejemplo de cómo se puede hacer un trabajo multidisciplinar (pues aparece un caso en el que se trabaja así) Finalmente, Rafael habló de la Guía destacando que incorpora los conocimientos de las neurociencias, del apego, del trauma y de la resiliencia y lo hace, además, con un lenguaje claro y sencillo, fácil de entender y con clara vocación psicoeducativa. Subrayó el hecho de que las experiencias tempranas tóxicas pueden afectar al cerebro y apostó por tratamientos que incorporen los conocimientos de las neurociencias y que incluyan psicoterapias que integren las aportaciones del apego en su metodología y relación con el niño/a, pues las terapias de conducta que no se explican por qué el niño se comporta del modo en que lo hace no son adecuadas para los niños/as adoptados/as.


Inmediatamente después, intervino Óscar Pérez-Muga y disertó sobre el apego. Habló de por qué éste es importante en la vida, lo definió de una manera muy concisa y señaló que los niños/as adoptados/as pueden tener problemas de apego y por qué. Afirmó que el libro describe muchos perfiles de apego y proporciona orientaciones para tratar a cada niño/a según este perfil, no como recetas sino como caminos a seguir. Citó a Saint Exupery, dando muestras de su ingenio y capacidad de hacer pensar a las personas. Y terminó presentando un vídeo sobre un paradigma de investigación en el área del apego llamado “still face” o la “cara congelada”, para que pudiéramos comprender qué ocurre si la madre interrumpe y rompe la comunicación con el bebé y deja de responderle, deteniendo sus expresiones faciales no verbales y dejando su cara robótica, inexpresiva. Es un vídeo que pone los pelos de punta y enfatiza (vale más que mil palabras) la extrema dependencia que el bebé tiene -para su seguridad y protección y para desarrollarse como un futuro adulto regulado emocionalmente- de los estados internos de la madre y de que ésta y el bebé estén conectados en un flujo comunicacional que se sintoniza. Podéis verlo en esta dirección de Youtube.

Y para terminar, intervino servidor hablando sobre el otro de los dos grandes pilares del libro: la resiliencia. Expliqué brevemente y con una metáfora sencilla qué es la resiliencia: la botella de plástico que se arruga pero luego se estira y recompone que aprendí en el blog de Marta Romo. Conté brevemente cómo los niños/as y adolescentes adoptados/as (y no adoptados/as, a veces, también) necesitan nuestro apoyo y acompañamiento empático durante mucho tiempo pues carecieron de la resiliencia primaria (apego seguro) y han de desarrollar la secundaria (capacidad de rehacerse y crecer desde la adversidad sobre todo si se encuentran con adultos capaces de hacerla emerger) Y que en la Guía se trazan unos caminos en forma de orientaciones, como un ABC, que los padres pueden seguir y trabajar para conseguir ser tutores de resiliencia de sus hijos/as.

Al final hubo tiempo para poder responder a las interesantes preguntas que se plantearon y hablar con los participantes en el acto. Se puso fin al mismo dando las gracias a todos/as. Pudimos sentir vuestro cariño y apoyo en un momento tan entrañable e inolvidable en la vida como es la publicación de un libro. Una guía para padres adoptivos que por lo que empezáis a decirme algunos y algunas de vosotros y vosotras, os está gustando. ¡Me alegra muchísimo! Todo es mejorable, ciertamente, pero en conjunto estamos recogiendo que ha quedado un libro sencillo, claro, ameno y práctico.

He subido una fotografía de los tres participantes en el acto, a la finalización del mismo: de izquierda a derecha: José Luis Gonzalo (autor), Rafael Benito Moraga (psiquiatra de la Clínica Quirón de San Sebastián) y Óscar Pérez-Muga (autor) Quiero agradecer a Marcos Ocio Ferrández la fotografía. Este joven acudió al acto y se tomó la molestia de hacer las fotografías y enviárnoslas por mail. Os recomiendo visitar su blog en el que cuelga sus fantásticas imágenes; le servirá de estímulo y apoyo para poder abrirse camino. Su ilusión es hacerse profesional de la fotografía y la verdad es que tiene cualidades para la misma, como comprobaréis por vosotros mismos.

Gracias a todos/as y la semana que viene retomamos los temas habituales.

16 comentarios:

Mei dijo...

ENHORABUENA!!!!!!!!! JOSE LUIS...Yo sigo esperando mitu libro de Fnac, de momento, de dicen que aún no lo tienen...
Fui de esas que le hubiese encantado estar, pero la distancia es muy elevada...un abrazo...

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

¡¡¡Muchas gracias, Mei!!!, precisamente para poder haceros llegar lo que se habló y sentimos es por lo que he escrito esta entrada, un abrazo.

F Javier dijo...

¡Enhorabuena desde Valencia! No solo por la presentación sino también y sobre todo por el libro. Lo tengo desde hace una semana y aúnque llevo leídas sólo las primeras 60 páginas ya lo recomiendo como material "ineludible" para familias y profesionales del acogimiento familiar de menores. Así lo expreso en mi última entrada en mi blog (que por cierto no será la última inspirada por vuestro libro). Un abrazo.

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Muchísimas gracias, Javier, me alegra que el libro te esté aportando y que lo veas útil para otros contextos. Nosotros también hemos pensado que puede ser trasladable a otros ámbitos de la protección a la infancia (acogimiento familiar, residencial...) Un abrazo, José Luis

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Por cierto, Javier, que he agregado tu blog a mi lista de favoritos a los que sigo la pista. Un abrazo, José Luis

Beatriz dijo...

De todo corazón... ¡¡Enhorabuena!! La distancia en km. era insalvable pero la cercanía no sólo es física, también emocional. Un abrazo grande.

Beatriz

Pedro Javier Gonzalo Marrodán. dijo...

Otro abrazo grande para ti, Beatriz, nos acordamos de todos y todas los que estuvisteis cerca emocionalmente.

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Beatriz: el anterior soy yo aunque haya firmado con el nombre de mi hermano, sin darme cuenta. Un abrazo y miles de gracias!, José Luis

Jennifer dijo...

¡Muchísimas felicidades!
Me alegra que todo haya ido tan bien y esperaba con ansias tu retroalimentación sobre el evento.
No sabes cuánto hubiese deseado compartir ese momento pero desgraciadamente la distancia geográfica era demasiado grande.
Un abrazo, Jennifer

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Gracias, Jennifer, me hace muchísima ilusión tu felicitación, espero que algún día podamos coincidir y conocernos personalmente, un abrazo fuerte,

José Luis

Maria dijo...

¡¡¡Muchas felicidades desde Granada!!!. La verdad es que estaba deseando leer esta entrada. En cuanto tenga el libro en mis manos aprovecho y en el próximo taller de la asociación lo llevo conmigo. Estoy deseando leerlo!.Tengo algunas novedades, te mando un correo y hablamos.

Un fuerte abrazo

María

Elena dijo...

Hola Jose Luis. El libro me llegó hace unos días y me está gustando mucho sobre todo por dos cosas: una, porque algo tan complejo como hablar del apego y resiliencia de nuestros hijos, es complicado hacerlo con un lenguaje entendible y además de forma no excesivamente extensa, es difícil poner palabras a todo lo que se vive y se conoce, y segundo porque tiene aplicaciones prácticas. Casi todos los libros sobre adopción hacen mucho hincapié en las causas de las dificultades de nuestros hijos pero se quedan ahí, no proponen pautas o algunas orientaciones aunque sean generales, y vuestro libro sí las propone.
Gracias por haberlo escrito, ya casi lo estoy terminando. Un abrazo.

Elena

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Gracias, María, espero que te sea útil en el taller de la asociación. Un abrazo, José Luis

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Hola Elena: El feedback que me das es de gran ayuda para que veamos lo positivo y también para mejorar el libro, claro. Las críticas constructivas también son bienvenidas por eso, porque ayudan a construir. Nosotros es verdad que asumimos el desafío de orientar, sabiendo que es muy difícil y que cada niño es un mundo. Por ello, en el libro avisamos antes de que las pautas u orientaciones se reflexionen antes de ser llevadas a la práctica.Gracias y un abrazo, José Luis

Mof dijo...

gracias Jose Luis por tu gran apoyo da gusto tenerte como amigo eres una bellisima persona

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Gracias a ti por responsabilizarte de las fotos y por haber acudido.