jueves, 13 de enero de 2011

Picoteo de calidad

Será porque nací y vivo en San Sebastián –donde la gastronomía se idolatra- y estoy influenciado por la cultura del buen comer y beber (y vivir), que no me he resistido a titular con un símil gastronómico lo que os ofrezco en la entrada de esta semana.

Le llamo picoteo porque es servido por varias personas. En este caso, yo sólo actuo a modo de gestor de los buenos platos que me proporcionan excelentes cocineros de autor, de nombre, de firma, de prestigio.


Mi amigo Alberto, que habita en El blog de Alberto Barbero, también ha ofrecido este tipo de entradas blogueras en las que ofrece lo bueno que los demás han descubierto. Creo que es positivo que escuchemos al otro, lo que dice, lo que propone, lo que plantea y sugiere, y que no nos centremos sólo en explicar y expresar lo nuestro. Estar abiertos a los demás es también lo que me ha impulsado a dedicar esta entrada de hoy a las buenas picadas. Así pues, el picoteo es compartido, no es nada saludable comer solo.


Lo primero que tenemos para picar es ofrecido por Yolanda Ávila, que habita en el magnífico blog Hablemos de la infancia. Yolanda ha tenido la deferencia de hacer una entrada en su blog refiriéndose al mío, a Buenos tratos, destacando su utilidad y servicio y subrayando mi labor profesional y personal con los niños víctimas de malos tratos. Desde estas líneas le agradezco su apoyo y dedicatoria.


Yolanda Ávila me envía, sabiendo que la adopción es un tema que nos interesa, un enlace en el que se puede acceder a dos publicaciones y leerlas on line. El primer libro se titula “Adopción y escuela. Guía para educadores y familias” La autora del libro es Beatriz San Román. Me ha gustado esta obra porque desde el principio le otorgan al apego y a su teoría un papel central en la explicación de los problemas y dificultades de los niños pues las vivencias adversas con los cuidadores primarios pueden afectar a la formación posterior de vínculos con los padres adoptivos.


Partiendo de que la entrada en la familia es fundamental y la elaboración de este cambio en la vida del niño lo prioritario, la autora aborda cuestiones tales como cuándo empezar la escolaridad; la colaboración entre la escuela y la familia; ganarse la confianza del niño; los niños con alteraciones de conducta… para ir centrándose en los retos de cada etapa escolar: educación infantil, la escuela primaria y la secundaria. Con un lenguaje sencillo y claro, fundamentado en la experiencia y en una perspectiva científica, tratado con rigor, cada capítulo tiene la gran virtud de ofrecer, al final, las ideas clave que se barajan en el mismo.


Se puede leer on line en esta dirección o comprarlo en la misma colaborando con una buena causa. Felicidades a la autora por esta magnífica obra. No la he leído entera, estoy en ello, pero sí unos cuantos capítulos como para formarme una idea clara y excelente de la obra.


El segundo libro que se puede leer on line –y también comprar colaborando con una buena causa- y que Yolanda recomienda se titula: “La aventura de convertirse en familia” Toca las cuestiones clave que las familias deben de tener en cuenta para educar, tratar y convivir con un niño adoptado: La espera de los padres; la llegada; el primer año; el dolor que se puede sentir, a veces, por ser adoptado. Finalmente el libro continúa abordando los retos frecuentes que son la alimentación, el sueño y el hablar sobre la adopción. No doy con el autor/a de la obra, desde le aquí le pido disculpas. Guía que orienta y proporciona pautas sobre la adopción, me ha gustado por su concisión. La podéis leer on line en este enlace.


Yolanda Ávila me ha pasado también un enlace que nos lleva a un vídeo en el que entrevistan a mi amigo y maestro Jorge Barudy. La entrevista es para una cadena de televisión con motivo de unas jornadas formativas. No os la perdáis porque es una ocasión única para escuchar en vivo a Jorge Barudy y aprender. De todo lo expuesto, me quedo con una frase que Jorge Barudy lanza, atribuida a Boris Cyrulnik y que nos debe hacer pensar y actuar también: el siglo XXI puede ser conocido como el de la verguenza del infanticidio (hay desgarradoras, crueles, devastadoras y sangrantes vidas infantiles rotas, destruidas. Algo evitable, por ello da más rabia) Toda una injusticia que debe avergonzar a los seres humanos y sobre todo, a los que pueden tomar las decisiones sustantivas, las que tienen que ver con la justicia distributiva. Movámonos a la solidaridad, me sale decir después de escuchar a Jorge Barudy.


La siguiente picada proviene de Pilar Surjo. A Pilar la he presentado en numerosas ocasiones en este blog por sus enriquecedores aportes. Habita en Addima y de resiliencia -y otros muchos temas- sabe un montón. En esta ocasión cuelga en Facebook una referencia a un blog socioeducativo, de Marta Romo, en el que ésta nos dice que hay personas que aprenden y entienden mejor observando y escuchando que leyendo. Esto lo pongo como contrapunto al libro que os he ofrecido y para que veáis de qué manera tan gráfica y sencilla explica esta persona lo que es la resiliencia: gran lección de didáctica. Esto es lo difícil: hacer fácil lo que puede ser costoso de explicar y comprender.

Para la próxima semana, os prometo que cocino yo. Voy a prepararos una excelente entrada que continúa explicando desde la neurociencia el funcionamiento y las características de los niños víctimas de abandono y malos tratos, tomando como referencia el libro de Linden “El cerebro accidental”. Insisto mucho en esto porque es muy necesario un marco conceptual en base al cual podamos explicar por qué los niños se comportan del modo en que lo hacen, con el fin de desterrar otro tipo de atribuciones inexactas o incorrectas (como las taras que a menudo he oído decir que estos niños traen) La ciencia avanza mucho y nos permite saber y también desarrollar pautas terapéuticas y educativas para ayudar a los niños y adolescentes.

11 comentarios:

Alberto Barbero dijo...

Yo también tomé la idea de otro sitio (ya no recuerdo cuál) pero está claro que en estas lides me superas...

Un fuerte abrazo y a ver cuándo tenemos una buena mesa de verdad delante de nosotros,

Alberto

Xiao dijo...

Los dos libros de Beatriz San Romásn se convirtieron en "biblia" cuando adoptamos a nuestra hija, sobre todo el primero. Me hicieron concienciarme de la importancia de hacer bien el apego y a darle la importancia que tiene, que es toda.
Echaré un visrazo a lo demás que mencionas; seguro que son interesantes.
Un abrazo

cuadernoderetazos dijo...

Nos sugieres un buen recorrido que me apunto.

He vivido doce años en esa preciosa ciudad y la hecho mucho mucho de menos.

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Amigo Alberto: Lo bueno se propaga, que cunda el ejemplo: tu lo aprendiste de otro, yo de ti... Que siga la cadena!

Lo de vernos en una buena mesa... Estoy deseando y espero que sea pronto.

Gracias por pasarte, un abrazo,

Jose Luis

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Hola Xiao: no eres la primera que me lo ha hecho notar, me alegro de haber difundido un material de calidad y de cabecera para padres adoptivos. Un afectuoso saludo.

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Me encanta que te atraiga el recorrido. A ver si puedes regresar a Donosti pronto y si podemos conocernos y tomar un cafe en La Concha, encantado Un afectuoso saludo. Jose Luis

piluka dijo...

Hola Javier, la aventura de convertirse en familia es de la misma autora, San Román...
Estupendo este, tu blog...un abrazo...

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Hola Piluka: Gracias por la información. Otra persona, en Facebook, ya me lo había hecho notar. He sabido, además, que sin dos libros muy importantes, considerados una referencia por todos los que están en este mundo de la adopción. Me alegra haber publicitado un material tan bueno, al tiempo que también me congratulo de que el blog te guste, Piluka, hasta cuando quieras. Saludos cordiales, Jose Luis

Anónimo dijo...

Ainss, qué lástima no vivir más cerca porque de ser así...¡me apuntaba a eso de la mesa! ja,ja,ja.
Supongo que no lo sabreis pero aunque llevo toda la vida en Valencia nací en Castro-Urdiales y vivía en Mioño (así que algo de esas tierras corre por mis venas).
Pero a lo que vamos:
me alegro mucho que sea de utilidad e interés lo que he compartido con vosotros. Seguiré haciéndolo mientras pueda.

Un cordial saludo.
Yolanda A.

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Hola Yolanda: Tú eres una de las mejores "cocineras" aporta "buenísimos" platos a este blog. Gracias una vez más. José Luis

¡Precioso lugar Castro Urdiales! Valencia no conozco aunque seguro que también lo es.

Un abrazo,

José Luis

hablemosdelainfancia dijo...

Por cierto,
he cogido prestado el vídeo sobre la resiliencia pues me ha parecido muy claro y conciso para recomendar a la gente que no sabe nada sobre este concepto.

La picada ha sido útil para tod@s.

Un cordial saludo,