jueves, 25 de marzo de 2010

El rol playing dramático: una técnica adecuada para el tratamiento del trauma

Últimamente vengo aplicando como técnica de tratamiento para los niños que deben de trabajar en psicoterapia acontecimientos traumáticos y elaborar historias de vida duras (con experiencias de abandono, malos tratos…) el rol playing. La conocía de la autora Janet West y de su magnífico libro titulado Terapia de juego centrada en el niño, pero no me había animado a implementarla. Pero ha sido a partir de la lectura del libro El tesoro escondido, de la sabia Violeta Oaklander, del cual os hable hace un tiempo, cuando se ha encendido en mí el entusiasmo por utilizarla.

El tratamiento del trauma no puede ni debe hacerse, a veces, de una manera directa. La autora y experta Josefina Martínez, de la Universidad Católica de Chile, nos ha enseñado que el uso de un tercer elemento a través del cual puedes hablar o expresarte es necesario para ofrecer a los pacientes un medio seguro a través del cual poder exteriorizar y elaborar los contenidos traumáticos. Sobre todo cuando estamos refiriéndonos al tratamiento de traumas crónicos y experiencias terribles, impactantes y tóxicas para el ser humano como son los malos tratos. Estamos hablando de tratar y ayudar a digerir lo que ha sido una ausencia prolongada de afectos, cuidados y atenciones que son necesidades básicas y fundamentales para el ser humano. Tiene razón Josefina Martínez y no hay nada como basarse en la evidencia profesional para comprobarlo.

El rol playing es una técnica que cumple el requisito anterior: ofrece adoptar un papel en el que habla el paciente pero a través de un personaje. Ese es el medio seguro: el personaje. Que puede expresar o exteriorizar lo que yo quiero decir pero me da pánico hacerlo. Soy yo pero actuando mediante el personaje. Este matiz que parece baladí resulta, en cambio, trascendental y se convierte en un como sí con un efecto psicológico protector pero curativo impresionante.

Se eligen los personajes, el tema y el escenario en el que éstos van a actuar. Se hace una planificación como si fueran los preparativos previos a un rodaje cinematográfico: guión a seguir, qué se va a representar, cómo va a ser la historia… El niño participa activamente en esta preparación. Pueden usarse disfraces y maquillaje para caracterizarse mejor. Después, se representa la escena de acuerdo a lo preparado. El terapeuta se toma la técnica con absoluta seriedad metiéndose en el papel con realismo. Si el niño percibe esto, va dejándose llevar y termina haciendo la técnica con igual entusiasmo. "El juego es un asunto serio para los niños", decía la sabia Violeta Oaklander.

Lo que observo es que los niños se relajan poco a poco y se van metiendo en el papel con seguridad; van liberando emociones y expresando contenidos difíciles de expresar que de otra manera jamás se atreverían. La técnica les va ayudando a tomar el control del trauma vivido, liberar emociones y elaborar los sucesos traumáticos, favoreciendo su integración.

Observo que muchos, después, se sienten satisfechos, incluso liberados. Te dicen que hasta han disfrutado. Parece mentira que se pueda sentir disfrute hablando de contenidos traumáticos dolorosos. Pero si la técnica (que los representa: plano simbólico) ofrece un medio seguro, el niño liberará desde lo lúdico y le permitirá asociar la experiencia de deshacerse, diríamos metafóricamente, de una piedra pesada que ha llevado toda su vida al disfrute que proporciona la sensación de liberación.

Solemos grabar en vídeo toda la escena del rol playing dramático creando nuestro pequeño Actor´s Studio y después vemos la grabación que ayuda enormemente en un segundo momento a verse, tomar conciencia, analizar lo ocurrido, las reacciones…

Hay algunos niños que con esta técnica no se sentirán cómodos. Quizá no sean dados a la intepretación. No pasa nada. Lo importante es saber elegir la técnica que mejor se adecúe al menor. Un niño puede sentirse mejor con el arte terapia, por ejemplo. Para hacer rol playing dramático (y, en realidad, para cualquier otra técnica) es clave la relación terapéutica (esta debe de ser sólida) y el momento en el que se encuentra el niño, el timming, como suele decir mi amiga y colega Maryorie Dantagnan, de quien he aprendido a ser terapeuta especializado en el tratamiento de los traumas provocados por los malos tratos.

Realmente, yo también he disfrutado trabajando esta técnica con los niños. Y cuando el terapeuta también se relaja y atiende plenamente (fluye) a lo que pasa, el efecto curativo es mucho mayor.

6 comentarios:

Jennifer dijo...

Hola José Luis:
Gracias por compartirnos tu experiencia con el role playing. Siempre me ha interesado muchísimo pero nunca me he atrevido a utilizarlo pues considero que es una de las técnicas más complejas en el área de la Psicología.
Un abrazo, Jennifer

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Hola, Jennifer: Yo tampoco me atrevía por la complejidad de lo que hablas y por el miedo a lo que puede salir cuando uno se mete en el papel. Si la relación terapéutica es sólido y el profesional está seguro de lo que hace, pienso que se pueden manejar las dificultades. Mi experiencia ha sido buena con la técnica. Gracias por tu visita, un abrazo, José Luis

Jennifer dijo...

En una ocasion lei que las tecnicas no pueden aplicarse a priori, porque nos resulten atrayentes sino que cada terapeuta debe asumirlas segun su personalidad. Asi, creo que otro de mis problemas es que no me veo metida en esos papeles pero estoy segura 100% que es una tecnica muy efectiva.
Un saludo y como siempre, es un placer pasar por este espacio de conocimiento y reflexion.

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Hola, Jennifer: Estoy completamente de acuerdo contigo. Agradecido por tus acertados comentarios, un afectuoso saludo, José Luis

Alexia dijo...

La verdad que siempre aprendo algo nuevo en tu blog y me encanta.
No conocía esta técnica y creo que es una buena idea tomar un personaje como referencia y hacerle al niño interpretar un papel que le habéis preparado para que pueda expresarse sin miedos, sin tapujos o inseguridades. Seguro que les libera de un gran peso.
Muchas gracias por tu trabajo. Estoy segura de que muchos niños, gracias a ti, consiguen retomar una vida "normal" aunque que es la normalidad, verdad ?
Un abrazo.
http://adoptaextremadura.blogspot.com/

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Hola Alexia: Gracias por pasarte y darnos tu punto de vista. En efecto, la técnica ayuda a expresarse con mayor seguridad. Intentamos, desde nuestro trabajo, ayudarles lo más posible. Un abrazo para ti igualmente. José Luis