lunes, 24 de enero de 2022

"Eso NO me pasa a mí", un libro ilustrado para evaluar la disociación infantil, por Sandra Baita, psicóloga

Sandra Baita

Sabía que mi colega Sandra Baita, psicóloga y especialista en trauma y apego, estaba preparando un nuevo libro. Ya, por fin, podemos disfrutar de él porque hace bien poco que acaba de ser editado. Tengo el honor de darlo a conocer a toda la comunidad que seguís el blog, que además también conocéis a Sandra y sus publicaciones, de las cuales hemos hablado en este espacio. Su libro Rompecabezas es el primer manual en castellano dedicado enteramente a explicar, comprender, evaluar e intervenir sobre la disociación infantil, un fenómeno aún desconocido para muchos profesionales de la salud infanto-juvenil. Y tiene una gran trascendencia, porque a menudo retrata al mundo adulto, pues cuando un niño o niña recurre a la disociación refleja con ello que el sufrimiento psíquico con el que tuvo que bregar fue de tal magnitud que bloquearse o desconectarse del cuerpo y mente, y no estar presente, es un modo de defenderse ante la reactivación de lo traumático, cuando la lucha o la huida no fueron posibles. 

Portada del libro de Sandra Baita
"Rompecabezas. Una guía introductoria al trauma y la
disociación en la infancia"


Sandra Baita es psicóloga clínica graduada en la Universidad Nacional de Buenos Aires, Argentina, donde completó estudios de Postgrado en Clínica de Niños. Complementó su formación realizando una Especialización en Trauma Psicológico e Intervención en Catástrofes, dictada por la Sociedad Argentina de Psicotrauma, y el Entrenamiento Básico en EMDR y EMDR en Niños, siendo hoy Terapeuta Certificada y Supervisora aprobada certificada, y dictando cursos de educación avanzada para profesionales EMDR en las temáticas de trauma complejo y disociación en la infancia, adolescencia y edad adulta.

Hemos tenido el honor de que Sandra colabore en este blog, nos regaló este artículo, sobre la adopción de niños y niñas con historias de malos tratos:


Evaluar la disociación infantil es una empresa delicada porque es tocar la defensa que al niño/a le permitió sobrevivir. Es muy importante que este sienta seguridad interna y externa, y que conviva en un entorno donde esté protegido, sea bien cuidado y bien tratado por los adultos con los que convive y se relaciona. Además, observar y evaluar el interior es algo que es abrumador para el niño/a, supone acceder a vivencias y recuerdos registrados en la memoria, que puede estar fragmentada debido al trauma, que son difíciles de mentalizar y que el niño/a no siempre puede recordar. Por eso el título de “Eso no me pasa a mí” Es, además, imprescindible que el profesional que se acerque al niño/a posea una exquisita sensibilidad y empatía, siendo capaz de proporcionarle a aquel la seguridad y la conexión que necesita para poder hacer el trabajo terapéutico. Pues la disociación no deja de ser una experiencia que confunde al niño/a, algo así como estar en un laberinto. Por ello, Sandra ha elegido de subtítulo para su último trabajo la frase “Un viaje por un laberinto muy especial”. Para poder salir de ese laberinto hace falta -además de adultos capacitados personal y profesionalmente-, contar con materiales y técnicas adecuadas. Esto es lo que nos proporciona Sandra con esta su última y excelente aportación.

Portada del libro ilustrado
"Eso no me pasa a mí"

El libro ilustrado de Sandra Baita está disponible en Amazon haciendo click AQUÍ


"Eso NO me pasa a mí", es un libro ilustrado pensado para ayudar a los profesionales de la salud mental a evaluar la disociación traumática en la infancia. El texto parte de una explicación que se va adentrando progresivamente en las diversas adaptaciones que el cerebro humano debe hacer para lidiar con el sufrimiento continuo del trauma interpersonal temprano. Las ilustraciones ayudan a indagar de una manera amigable síntomas tales como amnesia, despersonalización, cambios en los estados de conciencia y posible presencia de estados disociados o "partes"; al mismo tiempo, este libro busca ser una herramienta psicoeducativa que colabore en la comprensión de la disociación traumática por parte de familias, educadores y otros adultos que rodean a estos niños y niñas. Contiene una guía orientativa para el profesional pensada para ampliar la indagación en base a las posibles respuestas de sus pequeños pacientes. Su uso está especialmente recomendado para profesionales que trabajan con niños y niñas de todas las edades, pero no se limita necesariamente al trabajo con población infantil: los adolescentes y adultos que han vivido traumas interpersonales tempranos también pueden beneficiarse del uso de este material, que está creado en el lenguaje propio de la época en la que tuvieron lugar sus experiencias traumáticas.

El libro se entronca dentro de lo que denominamos la psicoeducación, una herramienta que forma parte de toda intervención terapéutica con los niños y niñas y que nos permite ayudarles a que ellos puedan comprender desde el principio y a lo largo de todo el proceso, qué les ocurre, por qué sienten, piensan y responden de determinada manera, cómo se le puede llamar o nombrar a lo que les pasa por dentro y qué técnicas les pueden facilitar esta tarea. La psicoeducación, o instruir o educar para conocer mejor nuestra mente, cerebro y cuerpo, es una manera muy eficaz de acercarse a fenómenos que son desconocidos para nuestros pacientes y facilitar así la comprensión de estos. En el caso de la disociación, hablamos de un fenómeno aún bastante desconocido que puede provocar terror, extrañeza y confusión, así como miedo y vergüenza, porque alguno de los síntomas como escuchar voces o los fenómenos de influencia pasiva se asocian directamente con la psicosis o popularmente con la locura; y los niños/as se quedan sin la explicación de que también pueden producirse cuando el cerebro ha sido sometido a experiencias traumáticas intensas y/o duraderas, cuando otras alternativas de defensa no han sido posibles.

El libro está concebido de manera que el profesional dispone de una primera parte donde se le explica y guía sobre los contenidos que ha de ir presentando al niño/a, con sugerencias sobre cómo preguntar, con comentarios sobre los síntomas y manifestaciones a indagar, las posibles respuestas que el niño/a puede ofrecer, alternativas que le podemos proporcionar y sugerencias para presentarle la información y entrevistarle o conversar con él del modo más adaptado posible a su singularidad. Para cada apartado a explorar, Sandra Baita remite al profesional a la página correspondiente que, en la segunda parte del libro, tiene que consultar para trabajar directamente con el niño/a. En esta segunda parte, Sandra ha creado un texto que está pensado y dirigido a los chicos/as, con gráficos y dibujos que hacen accesibles y atractivos los contenidos, abordando así las manifestaciones más importantes de la disociación infantil. De esta manera ayudamos a los chicos y chicas a nombrarlas y a entender qué les sucede, guiándoles para que puedan viajar por ese laberinto.

Cualquier profesional que haya trabajado con niños/as y adolescentes que presentan disociación relacionada con el trauma habrán podido constatar lo confundidos, asustados y desorientados que se sienten, ya que nadie ha sido capaz de ayudarles a encontrar un sentido a lo que les ha acontecido y por qué. "Eso NO me pasa a mí" es un excelente material que desde la psicoeducación puede ayudarnos sobremanera a hablar, de manera amable y adaptada, sobre las manifestaciones disociativas con los niños y las niñas. No andamos sobrados de este tipo de materiales, más bien diría que no existen, así que es muy bienvenido. 

He pedido a Sandra Baita que nos escribiera unas líneas en exclusiva para todos y todas las lectores de Buenos tratos, para que ella nos cuente qué le motivó crear esta obra. Esto es lo que Sandra nos dice: 

«Este libro empieza a gestarse casi en simultáneo con Rompecabezas, hace muchos años atrás. De hecho, las primeras ilustraciones que pensamos para él junto con mi esposo, quien lo ilustró, están hoy en las páginas de Rompecabezas.

»En principio fue pensado como una historia para explicar lo que le sucedía a un niño en especial que había sufrido un trauma y presentaba síntomas de disociación. Luego evolucionó hacia una explicación general de lo que es la disociación y de cómo se manifiesta, utilizando un lenguaje simple, accesible al mundo infantil, sin tecnicismos, y acompañado por ilustraciones que pudieran aportar un poco de sentido a una experiencia que para los niños muchas veces es muy difícil de explicar con palabras. Y en la versión final decidí agregar un instructivo para terapeutas, de modo tal que pudieran utilizar este libro no solo para explicarles qué es la disociación a los niños -y a los cuidadores y a las escuelas, y a todo aquel que trabaja con población infantil- sino para que pudiera ayudarles en la evaluación diagnóstica clínica, ya que, aunque los cuadros disociativos más severos que presentan los adultos, se inician en la infancia, es paradójico que sea precisamente para la infancia que tengamos menos instrumentos diagnósticos desarrollados, menos libros escritos y menos investigaciones hechas. Algunos colegas que trabajan con adultos me han compartido su idea de usarlo con sus pacientes. Y me parece una idea estupenda, porque cuando se habla de trauma y disociación, el lenguaje de la infancia suele ser el que mejor explica la experiencia de estos seres humanos».     

No hay comentarios: