martes, 26 de febrero de 2013

Nuevo seminario para aprender a utilizar la técnica de la caja de arena. Tendrá lugar el 21 de abril en el centro de psicoterapia Umayquipa, de Madrid



Seminario sobre la técnica de la caja de arena

Organiza: Umayquipa

Imparte: José Luis Gonzalo




Vuelvo a impartir un nuevo seminario para aprender a utilizar la técnica de la caja de arena. Tendrá lugar el 21 de abril, en el Centro de Psicoterapia Umayquipa de Madrid, el cual es dirigido por la psicóloga Loretta Cornejo. Vamos ya por la tercera edición de este seminario, que siempre tiene una fenomenal acogida. Las plazas son limitadas pues se necesita un grupo pequeño donde todos los participantes aprendan los conceptos básicos y sobre todo practiquen la técnica. El Seminario es práctico y vivencial. Ahora que acabo de publicar el libro sobre la técnica de la caja de arena (libro titulado: “Construyendo puentes”) es un momento idóneo para seguir impulsando el uso de esta apasionante herramienta terapéutica.

La técnica fue desarrollada por dos autoras: Dora Kalff y Margaret Lowenfeld y hunde sus raíces en la teoría jungiana. No obstante, la técnica también puede concebirse como un método dentro de la terapia de juego. Al primer enfoque se le llama sandplay. Y a este segundo, sandtray. En este Seminario nos centraremos en el sandtray.

La técnica consiste en la elaboración de mundos o escenas utilizando miniaturas diversas (hay que proveer al paciente de una muestra representativa de todos los seres animados e inanimados que existen en el mundo externo así como en su imaginario) que se colocan en la superficie de una bandeja (de unas proporciones determinadas) cubierta de arena hasta aproximadamente la mitad de su cabida.

La técnica me parece la más idónea para trabajar contenidos traumáticos cuando existen bloqueos emocionales que impiden al niño la verbalización. O para niños que no son hábiles o presentan un retraso del lenguaje de etiología diversa. El juego, por lo general, es el lenguaje del niño y aporta una narrativa que le permite liberar, expresar y simbolizar, desarrollando sentimientos de control, lo que le sucede y lo que vive en su interior.

Los niños, generalmente, no dominan el lenguaje verbal como lo pueden hacer los adultos. Jugar con ellos, en cambio, es acercarse a la manera que tienen de hablar y contar. La caja de arena podría insertarse dentro de este propósito porque implica un lenguaje no verbal que aporta numerosos símbolos universales, y al niño se le hace fácil y accesible.

Pero la técnica no sólo son los símbolos (muñecos, figuritas, miniaturas y todos aquellos elementos que también se convierten en símbolos como casas, puentes, árboles, vehículos, etc.) que equivaldrían a las palabras del diccionario. Es también una escenificación de todos esos elementos en la bandeja que suponen la gramática de la técnica.

El niño, además, se sitúa en una postura que le convierte en sujeto que crea y construye (visión muy resiliente): un mundo imaginario, una escena, una historia, un cuento, una secuencia… Y la gramática supone narrar. Y ya sabemos la importancia que la narrativa tiene sobre todo para los niños que necesitan reconstruir su historia. Especialmente cuando lo que se narra está cargado de emociones dolorosas que permanecen disociadas, como es el caso de los niños traumatizados por la violencia u otros acontecimientos duros y sobrecargantes para la mente en desarrollo. La técnica ayuda a la integración del trauma.

En este Seminario, eminentemente práctico, pretendemos:
OBJETIVOS

Conocer los orígenes de la técnica, hacer un poco de historia.

Perfilar para quiénes está indicada esta técnica.

Aprender los pasos en la conducción de una sesión con la técnica de la caja de arena.

Explicar cuál debe ser la actitud del terapeuta.

Alcances y límites de la técnica.


La metodología comprende la elaboración de cajas de arena por parte de los alumnos, aprendiendo los pasos en la aplicación y conducción de una sesión junto con breves exposiciones teóricas y el visionado de vídeos con casos prácticos reales.

Información e inscripción en:

Fecha: 21 de abril de 2013
Lugar:   UmayQuipa a.e Alberto Aguilera, 58, 3º I 28015-Madrid
Telefax: 91.5493878
Clases en: Donoso Cortes, 88 1º Dcha. 28015-Madrid
E mail: umayquipae@gmail.com

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Jose, perdona que mi comentario no vaya por la línea del post de esta semana pero estoy en estado catatónico y muy desesperada. Intentaré ser breve:
Hace un mes aproximadamente el profesor de mi hijo le puso un sistema de puntos y siempre salía con alguna consecuencia negativa hasta el punto que el niño se ponía muy nervioso cuando me acercaba al profesor y no me dejaba hablar con el: en estado de ansiedad total. Mi hijo muerde, dá patadas, escupe y se puede tirar media hora soltando eruptos a todo el mundo en la oreja. Desde que empezó el sistema de puntos era un esfuerzo titánico vestirle para llevarle al cole cuando antes no había sido así; solo decía que no le gustaba. En este tiempo yo he empezado a leer tu blog y a ver en él retratado la problemática de mi niño. Creo que te conté que en Rusia le pegaban con un cinturón, que los niños mayores le bajaron los pantalones y le rozaron ( como el dice) el pene, le quemaron la palma de la mano apretandole en el radiador, etc...
De pensar que su comportamiento negativista provenía de la simple adaptación y leyendo tu blog he llegado a la conclusión de que tiene un trastorno de conducta serio. Desde entonces intento hacer ver al profe a través de tus post cómo actuar con mi hijo y además compré la guía que tu escribiste y se la he pasado para que tuviera mas conocimiento. Todo ha sido en vano. El miércoles algo pasó que estuvo desaforado como nunca. Yo creo que fué por la conversación que tuve con su profesor en donde por desgracia el estuvo delante y se dió cuenta de que teníamos pensamientos distintos de cómo tratarle. Ayer tuve una entrevista con el director, psicólogo y coordinadora para hacerme lo que yo llamo un "sumarísimo". En definitiva me dijeron que si yo no confiaba en el Centro ellos no podían tener a mi hijo como alumno y me recomendaron que le medicara. Sé que el esta sufriendo inmensamente y aunque yo me estoy dejando la nómina en terapias (EMDR; TMR)me pregunto si no sería contraproducente atacar temporalmente el tema con tratamientos como el Risperdal. No sé si esto le puede traer algún tipo de consecuencia a largo plazo que me le vuelva realmente un psicótico de por vida..., si las terapias no tendrían el efecto deseado si toma algún medicamento como ese.
Perdona Jose. Sé que estoy abusando de tu amabilidad pero estoy DESESPERADA!!!!!!
Cuando puedas díme algo , por favor.
Miles de gracias

José Luis Gonzalo dijo...

Hola, como muchas veces suelo decir, los temas personales no se abordan en este blog. Aunque podéis dejar vuestras experiencias, el blog no es una consulta. Suelo comentaros que además, poder orientar el caso es muy complicado cuando no estás en contacto directo con el menor de edad y su familia.

Lo único que puedo decirte es que no sólo es un tema de medicación. Esta desde luego, puede ayudar y mucho. Pero no es lo único que hay que hacer. En este sentido tu hijo está siguiendo la terapia EMDR y creo que los profesionales que le tratan, si les parece oportuno, podrían hablar con los profesores y valorar si ese sistema de fichas u otras pautas que ellos hayan pensado son lo más adecuado para que el niño se sienta bien en el colegio y su comportamiento negativo se cambie.El objetivo es llegar a entenderse con los profesionales del colegio y acordar entre todos las pautas o medidas para que el niño modifique esas conductas. Si todo lo basamos en la medicación el niño no mejorará porque hay cosas que tienen que ver con lo psicopedagógico.

Saludos cordiales,

José Luis Gonzalo dijo...

También es necesario que pongas en conocimiento de los profesionales que tratan a tu hijo si sería necesario un tratamiento farmacológico, cómo lo verían y su interacción con la terapia que está siguiendo. Creo que es necesario que los profesionales (psicólogos, profesores...) hablen entre ellos. Saludos