martes, 8 de marzo de 2016

Emotivo encuentro con los/as niños/as del Liceo Axular. Unidos/as por los buenos tratos.

El pasado día 23 de febrero fui invitado por el Liceo Axular de San Sebastián-Donostia y la Red Educativa Sargoi - The Human Network Sargoi impulsada por el profesor Aitor Uriondo y equipo, dentro del proyecto Club del Sabio, a un encuentro con niños y niñas de sexto de Educación Primaria a hablarles sobre los buenos tratos.

Lo mejor de todo esto ha sido que la iniciativa, el entusiasmo y el corazón para que finalmente sea invitado los ha puesto un niño del Liceo Axular (Escuela Vasca) quien sabiendo de la importancia que el tema de los buenos tratos tiene entre los/as compañeros/as, y conociendo que servidor de ustedes trabaja por los mismos y que dirige un blog sobre ello, convenció a su tutor (Aitor Uriondo) para que contara conmigo -y me incluyera dentro de ese club- y participara en una de las sesiones que a lo largo del curso escolar distintas personalidades suelen mantener con los niños/as. 

¿Cabe mayor reconocimiento que a uno le propongan para un evento así de sensible, emocionante y bonito? ¿Es posible mayor satisfacción personal y profesional que un niño me honre de este modo concediéndome el honor de ser un sabio de los buenos tratos? En efecto. ¡No cabe más! El reconocimiento de los niños/as es el más grande que uno puede recibir.

Emocionado, acepté gustosamente la invitación. Así conocí personalmente a Aitor Uriondo y juntos planificamos el encuentro con los niños/as.

Pensamos en un acto sencillo, breve pero a la vez emotivo y con mensajes metafóricos sobre la belleza y el bienestar que conlleva tratarse bien. Mensajes que lleguen al hemisferio derecho de los niños/as. 

Así pues, lo primero que hicimos fue reunirnos todos/as, niños/as y profesores, en una sala, disponiéndonos en círculo, para poder favorecer las interacciones cara a cara y potenciar la comunicación. A continuación, expuse una breve disertación en la que comparamos los buenos tratos a la persona con la luz, el agua, la tierra y los cuidados sensibles que una planta necesita para crecer y desarrollarse en todo su esplendor. Si la planta no recibe esos nutrientes -los niños/as contestaron al unísono- "se muere" La analogía incluía comparar esos nutrientes y cuidados con los buenos tratos que nos debemos de prodigar. "Porque si no, nuestro cerebro sufre. Recibe daño. Y no podemos crecer y desarrollarnos sanos y felices de vivir" "No nos merecemos esto. Como dice Jorge Barudy, tenemos un propósito en esta vida: ser felices. Y el único modo de conseguirlo es a través de los buenos tratos"

"¿Niños/as, qué es dispensarnos buenos tratos?"-. Y aquí fue donde entablamos un memorable diálogo con ellos/as donde hubo intervenciones de gran altura. Los infantes fueron concretando con una precisión admirable qué es exactamente, en concreto, en nuestra vida real, tratarse bien. Hubo una niña que conocía la palabra empatía, y... ¡maravillado me quedé! Se nota que Aitor Uriondo, los profesores (perdonad que no os cite a todos/as), psicóloga de centro y toda la comunidad educativa son conscientes de la necesidad de formar a los menores de edad fomentando su inteligencia emocional, porque pude comprobar su alta capacidad. Los frutos de su trabajo se empiezan a recoger; y seguramente en el futuro, como la planta que mostramos, ellos y ellas serán un capital de gran valor, llamados (esperamos) a regenerar humanamente esta sociedad. Porque la sociedad solo puede tener futuro si las relaciones humanas son de calidad: respeto, consideración y empatía por el otro, tal y como esa niña con altas capacidades emocionales mencionó al nombrar la palabra. 

Terminamos representado la metáfora. Para ello, escribieron en cartulinas cortadas en forma de hoja de árbol lo que las personas -y en concreto los niños/as- necesitan para poder crecer y desarrollarse sanos. Y todos/as juntos/as -como podréis ver en el reportaje tan precioso que han realizado y cuyo vídeo os adjunto- colocamos (dirigiendo y ejecutando la operación Aitor Uriondo) dichas hojas en las ramas del árbol de la entrada del  Liceo para que los niños/as lleguen en el futuro a ser tan sanos, felices y beneficiosos como él gracias al compromiso por los buenos tratos. Mientras, la estatua de Axular era testigo de ello, a buen seguro el escritor navarro (a quien el Liceo honra manteniendo viva su memoria) se solazará feliz, viendo la bondad de los niños/as.

Un vídeo titulado "El monje y el perro" (quería que se concienciasen también de que el buen trato incluye a los animales, y el vídeo sirvió para eso) unido a una reflexión conjunta con los niños/as a modo de conclusión final sobre la trascendencia de los buenos tratos, puso fin a este emotivo y edificante encuentro, el cual tuvo de remate... ¡Bueno, lo veis en el vídeo! 

Los/as niños/as tienen en su interior un maravilloso libro de instrucciones que son sus tendencias y disposiciones innatas, que pueden moldearse para dejar fuera la piedra sobrante y que emerja una escultura prodigiosa y bella. Y eso lo consigue el poder beneficioso que tienen los buenos tratos, la ecología social de los buenos tratos. ¡Gracias Jorge Barudy y Maryorie Dantagnan por enseñarnos esta manera de sentir, creer y vivir la vida! 

¡Muchísimas gracias de corazón a toda la comunidad educativa del Liceo Axular (vuestro proyecto Sargoi debe ser difundido y extendido. Por mi parte, pongo mi pequeño grano de arena desde estas líneas) porque me habéis dado el magnífico regalo de poder hablar y compartir con los niños/as un emotivo e inolvidable encuentro! 

¡Se me olvidaba! ¡Regalamos chuches al final, claro! Conecté con mi niñez, y cuando en mi colegio repartían dulces o caramelos... ¡nos hacia mucha ilusión! Quise transmitir la misma, y acabar con un detalle de celebración.

Umeekin oso pozik eta gustora sentitu nintzen. Eskerrik asko Lizeoari esperientzia honetan parte hartzeagatik. 

Reportaje del evento: 




Vídeo titulado "El perro y el monje":



Cuidaos / Zaindu 

2 comentarios:

Jesus Etxaniz dijo...

Eskerrik asko zuri ,Jose Luis, zurekin izandako harremanak hausnarketarako eta hobetzeko balio izan zaigulako.
Ondo izan eta nahi duzunera arte.
Besarkada bat.

José Luis Gonzalo dijo...

Eskerrik asko, Jesus. Pozten naiz. Esperientzia hau umeen etorkizunarako oso importantea dela use dut. Besarkada bat berdin