miércoles, 21 de octubre de 2009

El libro "El yo atormentado" (I)

De vez en cuando se descubren, o te recomiendan, libros que son auténticas joyas. Es el caso de “El yo atormentado”, de los autores Onno Van der Hart, Ellert Nijenhuis y Kathy Steele. Está publicado por la editorial Desclée de Brower la cual  saca numerosos títulos centrados en la temática estrella de este blog: el apego y sus trastornos, el trauma... tanto desde una óptica neurocientífica como psicoterapéutica.


Cuando el libro me entusiasma, no me resisto a hablar de él y compartir mi visión y opinión del mismo con los demás, en este caso con todos/as vosotros/as. Es lo que me ocurre con "El yo atormentado"

Es un libro para profesionales. No tiene gráficos ni dibujos. Son muchas páginas (557) para leer, pero el libro se hace ameno e interesante y te atrapa desde el principio. Para todo aquel profesional interesado o que trabaje con pacientes crónicamente traumatizados (adultos o niños que han vivido experiencias duraderas de abandono y malos tratos severos, un tipo de trauma que afecta a la capacidad de apegarse sanamente y de ser capaz de regularse emocionalmente) creo que es un libro imprescindible. La psicoterapia, el mejor tratamiento que existe actualmente para el trauma crónico, ha de hacerse según un guión, unas pautas y unos conocimientos que no seríamos capaces de hacer sin no leemos este libro. Aciertan desde el principio con el título: verdaderamente, quien ha padecido trauma crónico que ha amenazado la integridad, seguridad y necesidades básicas para el ser humano (alimentación, afecto...), vive en un tormento porque permanentemente sus acciones defensivas están dirigidas a evitar contactar con los contenidos traumáticos. Sólo hay que mirar el rostro de una de estas personas para darse cuenta del sufrimiento que padecen.

Son muchos los aspectos a destacar de esta obra. Me voy a centrar en algunos que considero los más importantes:

- En primer lugar, el concepto de disociación, mecanismo adaptativo que las víctimas de trauma crónico suelen utilizar como defensa. Los autores introducen el concepto de disociación estructural (del que ya hablamos en un post), clave para entender al paciente traumatizado. La personalidad puede dividirse como defensa natural en una parte aparentemente normal y una o más partes que los autores llaman partes emocionales. Conocer que el paciente, en psicoterapia, puede estar procesando la información y relacionándose con una parte unas veces y con otra en otras ocasiones, es fundamental. Los autores, en la página 29, exponen un caso de esta disociación: “Marta era una paciente con un diagnóstico de estrés postraumático complejo y trastorno límite de la personalidad. Tenía un historial de graves maltratos físicos y un profundo abandono emocional durante la niñez. Una parte de su personalidad (parte emocional) tendía a encolerizarse ante la percepción del más mínimo desaire; otra parte emocional se paralizaba de terror cada vez que se activaba, una tercera estaba constantemente alerta ante posibles peligros, una cuarta siempre estaba en busca de alguien que pudiera cuidar de ella, y una quinta parte aparentemente normal se desenvolvía bastante bien en el trabajo siempre y cuando las relaciones con los compañeros no le parecieran amenazadoras”

- El concepto de tendencias de acción. Una tendencia de acción no sólo es la conducta que observamos sino que incluye un ciclo que supone imaginar, pensar, planear, secuenciar y actuar. Las personas con trauma crónico presentan tendencias de acción de orden más inferior (por ejemplo, ante un sentimiento de vergüenza, gritar o huir) La idea es ir ayudándoles a desarrollar tendencias de acción de orden superior que suponen el descubrimiento de lo que siento y la capacidad de expresarlo de una manera adaptativa.

Seguiremos, en una segunda parte, con otros aspectos que destaco del libro "El yo atormentado", y que se publicarán en un post programado para el 26-10-2009 a las 9,00h.

6 comentarios:

angeles dijo...

hola he topado con este blog buscando informacion sobre este libro y la verdd me ha impactado tanto el comentario tuyo, como la opinion del libro
tambien soy psicologa, no ejerzo pero todos estos temas me inteesan mucho, y es genial que escribas sobre ellos
un saludo
angeles

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Bienvenida, Angeles. Si te interesa el tema del trauma, este libro y otro titulado el trauma y el cuerpo, también de la editorial Desclee de Brower, son lo mas novedoso y bueno que conozco. Gracias por tu comentario y hasta cuando quieras. Saludos cordiales, Jose Luis

Sofía Mas dijo...

Yo también he llegado aquí buscando información sobre el libro "El yo atormentado"; me ha encantado el blog, ya tienes otra seguidora. Soy psicóloga y ejerzo en consulta privada. Gracias por todo lo que compartes, espero serte de ayuda algún día. Un saludo desde Badajoz.

José Luis Gonzalo Marrodán. dijo...

Estimada Sofia, encantado de que te guste el blog, gracias por tu comentario y por tu ofrecimiento. Un cordial saludo, José Luis

gema dijo...

Gracias por tus aportaciones. Como en otras ocasiones, tus recomendaciones no tienen desperdicio.

José Luis Gonzalo dijo...

Gracias a ti, Gemma. El libro es denso pero no tiene desperdicio. Hay que ir leyéndolo poco a poco porque es un libro central y clave para comprender y trabajar a fondo y adecuadamente con los pacientes que presentan trauma crónico. Un saludo cordial, José luis